El Gobierno garantiza el futuro de las pensiones, al margen de lo que ocurra con el Fondo de Reserva. La secretaria de Estado del Tesoro, Emma Navarro, así lo ha asegurado en la presentación de la estrategia de emisiones de deuda del Ejecutivo para este año. Ante el interés de los periodistas sobre si el Ministerio de Economía descuenta emitir deuda este año en caso de que se acabe el Fondo de Reserva para así financiar las pensiones, ha explicado que «en el último extremo el Tesoro sirve de garantía para la financiación del Estado y en caso necesario de otras administraciones públicas».

Navarro ha recordado que la hucha de las pensiones aún tiene 15.000 millones y que, en todo caso, «las pensiones se garantizarían con el total de ingresos públicos». El secretario de Estado de Presupuestos, Alberto Nadal, apuntó hace unas semanas que las pensiones están garantizadas ya que en caso de que se agotara el Fondo de Reserva, el Gobierno emitiría deuda o las financiaría mediante el conjunto de ingresos públicos.

El Gobierno ha utilizado el Fondo de Reserva en los últimos años para pagar las mensualidades extraordinarias de verano y Navidad de los pensionistas, por lo que se espera que este año la hucha se agote, ya que solo quedan 15.000 millones. Sin embargo, el Ejecutivo puede financiar las pensiones mediante otros medios: de hecho, hasta 2000 no se creó el Fondo de Reserva y hasta entonces el Gobierno siempre pagó las pensiones.

Navarro ha tratado de desligar la estrategia de deuda del Gobierno del futuro de las pensiones. El Gobierno emitirá 220.017 millones de deuda bruta este año, un 0,6% menos que en 2016 de los que 122.904 serán a medio y largo plazo. La emisión neta será de 35.000 millones, misma cantidad que en 2016, pese a que el déficit de las administraciones de 2017 será mucho menor que entonces. El Ejecutivo deberá hacer frente este año a unos 185.000 millones de euros en vencimientos.