La documentación más antigua que hay sobre las Fallas y que indica que ya se plantaban en Valencia, es un oficio de 1784 de la autoridad municipal que prohíbe quemar fallas en las estrechas calles de la ciudad y obliga a colocarlas en las plazas. Desde entonces hasta ahora, se ha quemado mucho. Lo cierto es que los valencianos supieron ver desde el principio la importancia de estas fiestas para el desarrollo socio-económico de la ciudad.

De la fabricación de aquellos muñecos nació un nuevo oficio, el de maestro fallero. Y de aquella celebración casi gremial y vecinal, se ha convertido en una fiesta universal.

  1. Origen incierto

Hay quien atribuye el origen de las Fallas al gremio de carpinteros de la ciudad, que celebraban la víspera de su patrón, San José (19 de marzo) y el fin de las noches de invierno trabajando, encendiendo unos candiles que sostenían en un palo a modo de candelabro llamado parot, que sacaban a la puerta del taller. Con el tiempo se vistió con ropas al parot para que pareciera a una persona y se le añadieron más elementos, apareciendo el primer ninot.

Algunos historiadores piensan que las Fallas se iniciaron como fuegos de primavera y evolucionaron hasta los monumentos satíricos que hoy en día conocemos. Hay quien  combina esta teoría con la anterior afirmando que las hogueras que prendían los carpinteros en San José tenían su origen en fuegos de primavera.

Otros creen que las Fallas derivan del pelele satírico que se tiraba a la hoguera entre el tercer día de Cuaresma y el Sábado de Gloria, y que previamente se colgaba de ventanas y balcones. Con el tiempo se pasó a poner más figuras, llegando a formarse un primitivo monumento fallero.

La costumbre estaba plenamente establecida en Valencia a finales del siglo XVIII y plenamente en el siglo XIX, aunque fuera un festejo más dentro de las celebraciones de San José. La falla poco a poco fue haciéndose más elaborada. Se montaba una tarima de madera con diversas figuras o ninots vestidos con ropa real y máscaras de cartón, que simulaban una escena teatral de contenido generalmente satírico. Esto solía hacerse el día 18 por la mañana y se quemaba el mismo día por la noche, llamándose entonces, “falles de la vespra de Sant Josep” (fallas de la víspera de San José).

  1. La primera vez

La Falla Plaza del Mercado Central es una de las más antiguas y se considera tradicionalmente como la primera comisión fallera que se fundó. Su número de censo en la Junta Central Fallera es el 1 y su nacimiento se data en 1797, aunque no se puede considerar que surgiera realmente hasta 1873, ya que este último es el primer año en que está documentado que se plantó falla en esa plaza.

En 1931 Ángeles Algarra es elegida la primera fallera mayor de Valencia.

En 1932 se organizan los primeros actos oficiales de una semana fallera.

En 1934  se elige el primer ninot indultat con el objetivo de crear un museo de folklore convirtiéndose con el tiempo en el Museo Fallero.

En 1939, el Ayuntamiento de Valencia crea la Junta Central Fallera, promulgando en 1944 el primer Reglamento Fallero, normas que han de cumplir todos los falleros asociados a esta entidad.

En 1941 se crea la sección especial, máxima categoría de concurso para los monumentos.

En 1945 se oficializó la Ofrenda de las Flores a la Virgen de los Desamparados, va configurando poco a poco la fiesta fallera que conocemos hoy en día.

  1. Tren fallero

El 18 de marzo de 1927, y tras diez horas de viaje, llega a Valencia el primer tren fallero procedente de Madrid. Al lugar acudieron las autoridades de la ciudad, las comisiones falleras con sus bandas de música, y muchísimo público, disparándose incluso tracas.

En 1928 al tren de Madrid se sumo otro desde Barcelona, apuntándose en los años siguientes otras ciudades. Sólo dejó de salir durante la Guerra Civil Española (1936-1939) en que no se celebró la fiesta. El último tren fallero salió en 1974, vencido por el uso del coche particular.

  1. La Cridá

La Cridá es el pregón que realiza la Fallera Mayor, y que fue creado por el Comité Central Fallero en el año 1931.

Originalmente era el acto que marcaba el inicio de la fiesta y anunciaba los actos programados. Aquél primer año, diferentes bandas de música recorrieron las calles de Valencia y un pregonero invitaba a las fiestas, acabando su camino en la Plaza del Ayuntamiento donde se dispararon carcasas y cohetes a los acordes del himno valenciano.

En la actualidad y desde 1990, el acto se celebra en la parte delantera de las Torres de Serranos.

  1. Las mascletaes

Las mascletaes se incorporaron al programa oficial en el año 1945, y al igual que los castillos, sólo los fines de semana de marzo y la ‘semana fallera’. En los años 1986 y 1987 empiezan a realizarse mascletaes diarias desde el primer lunes de marzo, y será desde el año siguiente cuando se celebren desde el día 1, tal y como sucede en la actualidad.

  1. La Nit del Foc

En 1942 se incorporan los castillos de fuegos artificiales al programa de actos de las Fallas, y se disparaban los sábados y domingos. La Nit del Foc es un acto que fue variando el día de su celebración desde el día 16 en la primera mitad de la década de los cuarenta; hasta el día 18 que se celebra actualmente desde 1987.

  1. La Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados

En 1941, con motivo de la Fiesta de la Clavariesa (19 de marzo) se realiza la primera Ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados, y posterior misa en la Basílica, con mujeres vestidas de labradoras. En 1942 se incorporan algunas comisiones falleras a la Ofrenda, aunque no será hasta 1945 cuando la Junta Central Fallera la incorpore como acto oficial. En 1949, se instala un tapiz en la fachada de la Basílica para ir poniendo las flores recibidas.

  1. Primer premio fallero

La primera vez que se otorgó un premio fue en el año 1884, en que la Peña El Fum otorgó un pergamino pintado con monumentos de Valencia, a la mejor falla de ese año. En 1887 la revista La Traca, otorga el premio a las fallas más satíricas, otorgando el primer premio, consistente en costear la banda de música, a la falla instalada en la calle de Embajador Vich, que representaba una parodia de la estatua del rey Jaime el Conquistador. El segundo premio que fue otorgado a la falla levantada en las calles Colón y Játiva, recibió una larga traca. Se titulaba “Una Becerrada”, aludiendo a la policía local. El tercer premio fue adjudicado a la falla plantada en la calle Jabonería Nueva, (que desaparecería con la apertura de la Avenida del Oeste) y consistía en costear también la banda de música que amenizaba los festejos en dicha calle.

  1. Premio monumento fallero

El Ayuntamiento de Valencia creó en 1901 el Premio al Monumento Fallero, y en el que pesaba sobre todo el valor artístico sobre el crítico, lo que frenó el carácter satírico de las Fallas que tanto molestaba a los políticos, y además obligó a buscar buenos artistas que realizaran las obras, dando lugar al nacimiento de una nueva profesión, la de artista fallero.

  1. Los más premiados

La comisión fallera que más primeros premios de Falla mayor ha conseguido hasta la actualidad es la de Convento de Jerusalén-Matemático Marzal, y en infantiles es Pérez Galdós-Calíxto III.

En cuanto al primer premio de Ingenio y Gracia, los primeros son en mayores Na Jordana y en infantiles Palleter-Erudit Orellana.

Los artistas falleros con más primeros premios consecutivos son Regino Mas plantando en la Plaza del Mercado y Juan Canet.

En sección Especial, los dominadores son la Plaza del Pilar y Regino Mas en mayores, y Espartero-Gran Vía Ramón y Cajal y Juan Canet en infantiles.

La Comisión fallera con más premios de Fallas Innovadoras es la de Mossén Sorell-Corona.

El próximo premio que pueden recibir las Fallas, es el título de Patrimonio Cultural Inmaterial, pendientes de lo que resuelva la Unesco en la nueva lista de 2016-17, a propuesta del Consejo de Patrimonio Histórico.

 

Ver programa Programa de Las Fallas 2015