Cuando se trata de enfermedades, pocas son tan temidas como la diabetes; una de las enfermedades que afecta a más personas en el mundo y que va a la alza. Lo preocupante sobre la diabetes es que aunque es muy común, hay mucha desinformación sobre ella.

Existen mitos sobre la diabetes que tumban las creencias racionales que la ciencia ha difundido con respecto a ella. Lamentablemente se cree que las personas que la tienen no pueden comer cosas dulces, cuando en realidad las meriendas saludables son una de las prácticas más recomendadas.

Estos mitos tienen una especie de placebo en el paciente, cuyos resultados se ven afectado gracias a sus creencias.

Los mitos más comunes:

1. Comer azúcar da diabetes

No solo es falso, sino que es absurdo. De ser así sencillamente todos tendríamos diabetes. Según un estudio del Maulana Azad College, este representa el mito más común.

Si bien es cierto que comer azúcar en exceso eleva los niveles de azúcar en sangre, esto no repercute en una diabetes a menos que se tenga el cuadro pre-diabético o una predisposición genética.

2. Los diabéticos no pueden comer dulces

El detector de mentiras se pone a tope con este mito. Los dulces y chocolates pueden hacer parte del plan alimenticio del diabético.

Estos alimentos no están prohibidos, están limitados. Su uso moderado (según el juicio medico) es recomendado.

Lo mejor del caso es que ya en estos días existen dulces especiales para personas con esta condición. Las farmacias suelen tener un apartado o sección gigante para ellos.

3. Un gran susto te provoca la enfermedad

La creencia más irracional de todas. Un susto puede ser desagradable; puede causar un infarto según como esté tu corazón, per causar diabetes nunca podrá.

La diabetes afecta o repercute sobre el metabolismo, no sobre el corazón. Las fallas metabólicas no permiten que la absorción de los alimentos sea la adecuada y por ende haya una que otra falla en el sistema. Esto es lo que provoca que el azúcar se dispare.

4. Puedes comer de todo siempre que sea “light

No porque sea light es sano, hace bien o deja de ser dañino. Recordemos lo que hablamos un poco antes sobre el plan alimenticio.

Es falso que se pueda comer todo lo light que se quiera. El diabético ha de ser un especialista en moderar y equilibrar su vida.

5. Ceguera debido a la insulina

La ceguera es una consecuencia de la diabetes mal tratada. Los encimas y las hormonas se descontrolan y esto poco a poco deteriora los ojos, pero la insulina no provoca ceguera.

El mal manejo de la glucosa por un largo tiempo es lo que causa esta terrible consecuencia. La insulina está en nuestros cuerpos de manera natural, la secreta en páncreas. Si este mito fuese cierto nadie podría ver.

Además de todo esto, hacer ejercicio regularmente y mantener una vida en calma, con descanso adecuado y muy cerca de sus seres queridos.

Estos son algunos de los mitos más comunes. ¿Conoces algún otro o tienes problemas de diabetes? Déjanos un comentario.

Fuente: @nutricionsinmas