Las garantías sobre nuestro Sistema de Pensiones siguen generando dudas. Seis de cada diez ciudadanos consideran que la mejora de la situación económica no será suficiente para garantizar el cobro de las pensiones en los próximos años, según los resultados de una encuesta realizada por Simple Lógica.

Las principales diferencias de opinión que se registran aparecen vinculadas a la orientación política de los informantes y en menor medida a otras variables como el nivel de estudios o el ámbito (rural/urbano) de residencia.

El porcentaje de quienes no creen que la mejoría de la economía sea suficiente para garantizar las pensiones es entre los votantes del PP del pasado mes de diciembre (47,5%) significativamente inferior al que se registra entre los colectivos de votantes del resto de los principales partidos de ámbito estatal: PSOE (64,3%), Podemos (62,9%), Ciudadanos (63,4%) e IU (70,8%).

En sentido inverso, entre el mismo colectivo de votantes del PP  los que consideran que sí será suficiente la mejoría de la situación para asegurar las pensiones (41,7%) es significativamente superior a la que se registra en los colectivos de votantes de los demás partidos: PSOE (28,6%), Podemos (29,9%), Ciudadanos (31,5%) e IU (17,5%).

Por otra parte, algo más de la mitad de los ciudadanos no son partidarios de la creación de un nuevo impuesto o el incremento de alguno de los existentes para garantizar las pensiones, frente a cuatro de cada diez que representan los partidarios de este tipo de medidas.

El porcentaje de los partidarios de la creación de un nuevo impuesto o de incrementar alguno de los existentes para garantizar las pensiones es superior entre los hombres (45,8%) con respecto al que se registra entre las mujeres (33,6%) y entre los que tienen entre 55 y 64 años (45,2%).

Pero las diferencias más acusadas se registran también atendiendo a la orientación política de los informantes. En ese sentido, hay que destacar cómo son mayoría los partidarios del nuevo impuesto o del incremento de alguno de los existentes entre los votantes del PSOE (52,0%), los de Podemos (53,8%) y los de IU (49,7%). En cambio el porcentaje de quienes se pronuncian en ese mismo sentido es significativamente inferior entre los votantes del PP (33,5%), entre los que es significativamente superior el porcentaje de los que se manifiestan en contra de este tipo de medidas (58,9%).