Las personas mayores dicen que se encuentran sometidas a abusos y discriminación por razones de edad, según un informe de la Alianza Global por los Derechos de las Personas Mayores (GAROP-Global Alliance for the Rights of Older People).
Hoy (15 de junio), activistas del movimiento Mayores Demandan Acción (ADA-Age Demands Action) en 40 países, llamarán la atención sobre el maltrato de las personas mayores y la importancia de una nueva convención de la ONU sobre los derechos de las personas mayores.
Pedirán a sus gobiernos que asistan al Grupo de Trabajo de Abierto sobre el Envejecimiento en julio.
“Las personas mayores dicen, repetidamente, que sus familias y la sociedad les
consideran inútiles, incompetentes y una pérdida de recursos, además de ser objeto
de abusos” dijo Bridget Sleap, Senior Rights Policy Adviser de HelpAge Internacional.
“No se hace lo suficiente para detener este abuso y proteger los derechos de las
personas mayores” continuó Sleap, que escribió el informe del GAROP en nombre de la
Alianza.
El informe del GAROP titulado ‘En nuestras propias palabras’ (“In Our Own Words”) se basa en las consultas realizadas con personas mayores de 50 países en las que se les preguntó cómo perciben que son discriminados en la vejez.
El informe reveló que el maltrato de las personas mayores se produce en diferentes contextos.
Un residente de hogar de mayores en Serbia, dijo, “En la casa nos aterrorizan, se llevan
todo nuestro dinero, no nos dan los subsidios y nos amenazan constantemente con
expulsarnos si no nos comportamos”.
HelpAge International trabaja para combatir la discriminación y la violencia contra las personas mayores. Gran parte de este trabajo se hace en el este de África, donde hay un número significativo de casos de maltrato a personas mayores.
Nzingo de 67 años, de Kenia, ha sufrido maltrato por parte de un pariente. Su madre, también sufrió estos abusos y murió a los 90 años. “Él, me acuchilló en la cabeza e
inmediatamente me desmayé. He utilizado el dinero que había ahorrado con mi
negocio para pagar mis facturas del hospital. Aún no sé cuál fue la causa o la razón
para ese tipo de brutalidad ” dijo Nzingo, cuyo atacante fue detenido pero luego liberado bajo fianza. “Estoy muy asustada. No duermo bien. Cuando escucho algún ruido me asusto. En mis sueños veo a esa persona que me persigue ” añadió.

A pesar de este tipo de casos, el derecho de las personas mayores a ser libres de violencia y abusos no está protegido, actualmente, por el derecho internacional. Los estudios sobre el abuso de las personas mayores tampoco son adecuados, lo que hace que la lucha contra el problema sea aún más difícil.

“El Informe sobre la situación mundial de la prevención de la violencia 2014 muestra que, de los diferentes tipos de violencia presente en los países de bajos ingresos, el abuso de las personas mayores es el menos estudiado” explicó Sleap.

El informe, realizado por la Organización Mundial de la Salud y otras agencias de Naciones Unidas revela que, de los 133 países encuestados, dos tercios no tienen los servicios de protección necesarios para apoyar a las personas mayores víctimas de maltrato3, a pesar de la creciente población mundial de personas mayores.

Se prevé que el número de personas mayores vulnerables al maltrato aumente con la creciente población mundial de personas mayores. Actualmente, hay más de 895 millones de personas de 60 años y más, lo que representa 12 % de la población mundial. Para el año 2030, se estima que aumente a 1.300 millones o un 16 % de la población mundial.

“Una convención de la ONU nos llevaría un paso más cerca de garantizar que los derechos humanos son para todos, en todas las etapas de nuestra vida”, dijo Sleap.