El sábado 30 de marzo, apaga la luz de 20:30 a 21:30 horas
El mayor movimiento global contra el cambio climático y defensa de la naturaleza

El día 30 de marzo, millones de personas se unen una vez más para demostrar su compromiso con la conservación de la naturaleza, sometida a un proceso de degradación sin precedentes. La pérdida de biodiversidad y el cambio climático son los problemas ambientales más graves a los que nos enfrentamos y, este año, la Hora del Planeta quiere inspirar al mundo para que actúe y ayude a conservar la naturaleza.

La Hora del Planeta, acción promovida por el Fondo Mundial para la Naturaleza, nació como un gesto simbólico hace más de una década en Sidney, en 2007 y hoy es el mayor movimiento ambiental en la historia.

Esta celebración busca acercar a los ciudadanos el problema del cambio climático y la pérdida de biodiversidad, así como unir a las personas  y conectarlas con nuestro planeta y su naturaleza. Hasta ahora, más de 470 ayuntamientos, 150 empresas, más de 200 organizaciones, y más de 8.000 ciudadanos se han sumado ya a la Hora del Planeta.

Un sencillo gesto que consiste en apagar las luces de hogares, negocios, edificios y monumentos emblemáticos durante una hora. Una sencilla acción que después articularía un creciente movimiento mundial por el Planeta.

Ya forman parte del movimiento de defensa de la naturaleza miles de ciudades de 188 países que apagaron más de 17.000 monumentos y edificios icónicos, uniendo a ciudadanos, empresas, ayuntamientos e instituciones para, entre todos, “cambiar el cambio climático”.

La Hora del Planeta pide la unión los ciudadanos, ayuntamientos y grupos políticos, empresas y organizaciones, para lograr un mundo más respetuoso con la naturaleza.

En las ciudades como Madrid, Alicante, Barcelona, Bilbao, Córdoba, Granada, Guadalajara, Teguise (Lanzarote), Málaga, Sevilla, Valencia, Zaragoza, se van a celebrar diferentes actos para celebrar en sus

y también en pequeños municipios como Villablino en León que gracias a sus comprometidos habitantes llevamos años celebrando en sus calles la Hora del Planeta.

En la actualidad la Hora del Planeta promueve acciones directas para luchar contra el cambio climático y desarrollar iniciativas de conservación más allá de la acción climática. Y así, la Hora del Planeta se ha convertido en una oportunidad única en defensa del Planeta, promoviendo estilos de vida sostenible, fomentando el desarrollo renovable, conservando nuestros bosques, mares y recursos naturales o luchando contra la pérdida de biodiversidad.

«Dependemos de la naturaleza para vivir. No solo nos da el aire que respiramos, el agua que bebemos, los alimentos, medicinas y el refugio que necesitamos, sino que sustenta el propio sistema económico mundial. Sin embargo, la destrucción de hábitats, el tráfico de especies, la contaminación y el cambio climático está provocando una degradación de la naturaleza sin precedentes».

Pero también estamos viviendo una transición ecológica que es imparable. Por fin, gobiernos, ciudades, empresas y ciudadanos de todo el mundo se están movilizando y miles de iniciativas en favor del clima y la naturaleza se están produciendo.

Actúa por el Planeta

En esta Hora del Planeta 2019 vamos a seguir pidiendo la unión de millones de personas en todo el mundo para apagar las luces y actuar por la naturaleza.

¿Cómo puedo actuar? Yendo más allá. Además de apagar la luz durante una hora, este año WWF te anima a que el día 30 de marzo te sumes a algunos de los retos que te proponemos por el bien de la naturaleza.  Encuentra toda la información para sumarte a los retos y tener éxito, aquí

Apaga por la naturaleza y únete al reto de la Hora del Planeta.

30 de marzo de 2019. De 20.30 a 21.30 horas