En el documento presentado, la Plataforma del Tercer Sector realiza una valoración del proceso de gobernanza y, seguidamente, analiza los documentos europeos del marco del Semestre, que el Gobierno de España está tomando en cuenta, a fin de elaborar el próximo Programa Nacional de Reformas 2016-2017.

Entre las recomendaciones de la Plataforma se encuentra el aumento del 20% de las pensiones no contributivas, asistenciales, de invalidez, de enfermedad y prestaciones de la LISMI[1], con el objeto de combatir la pobreza de estos grupos, así como modificar su normativa reguladora para que se tenga en cuenta solo la capacidad económica personal.

También se propone el aumento del 20% las pensiones de viudedad, con el objeto de combatir la pobreza de estos grupos, así como modificar su normativa reguladora para que se tenga en cuenta solo la capacidad económica personal. Se pide la revisión de las pensiones de viudedad con cargas familiares, de las personas de 65 años o con una incapacidad del 65% o más; de las pensiones de viudedad para los que hayan cumplido entre 60-64 años y de las personas menores de 60 años.

En materia de servicios sociales, la Plataforma del Tercer Sector propone fortalecer los Servicios Sociales Públicos a través de un impulso presupuestario significativo del Plan Concertado, por la Atención a la Dependencia y por reforzar el trabajo desarrollado por las entidades del tercer Sector de Acción Social.

Los Servicios Sociales Públicos y la Atención a la Dependencia deben seguir conservando la proximidad que siempre han tenido como seña de identidad, como ámbito ineludible en su acción sin el cual, se vuelven ineficientes e ineficaces.

En este sentido, se propone dejar en suspenso la aplicación de la Ley de Reforma de la Administración Local, a fin de que se sigan prestando los servicios sociales y sanitarios como venían haciendo hasta ahora.

[1] Calculado sobre la base de http://www.empleo.gob.es/estadisticas/ANUARIO2013/PNC/pnc01_top_EXCEL.htm