La empresa de gestión de recursos humanos Randstad ha realizado un análisis de la situación laboral de los trabajadores mayores de 45 años, que representan el 44% del total de los ocupados. Para ello, ha analizado la evolución de los contratos realizados y el número de ocupados de este colectivo durante los últimos años, a partir de datos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE) y del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los contratos indefinidos firmados por trabajadores mayores de 45 años han alcanzado en 2016 la mejor cifra de la historia, tras crecer por quinto año consecutivo. En concreto, las conclusiones de este análisis revelan que durante el año 2016 se han firmado un total de 282.008 contratos indefinidos a este colectivo, es decir, un 10,7% más que el año anterior y un 41,3% más que hace diez años. Si se analiza la serie histórica se observa que, tras un leve aumento en 2007, los contratos indefinidos a mayores de 45 años sufrieron un descenso de cuatro años consecutivos hasta alcanzar en 2011 la cifra de 128.388 contratos de este tipo. A partir de entonces, esta cifra creció durante cinco periodos consecutivos hasta superar en 2016 los 282.000 contratos, convirtiéndose en el mejor dato de toda la historia.

El estudio analiza este colectivo en función del sector en el que trabaja el profesional. Los contratos indefinidos firmados por mayores de 45 años durante 2016 crecen en todos los sectores analizados. Agricultura es el sector que registra mayor aumento, donde la contratación indefinida ha crecido un 16,1% en el último año, alcanzando los 13.459 contratos a mayores de 45 años. Le sigue el sector servicios, con un aumento del 10,7%, creciendo desde los 202.238 contratos indefinidos en 2015 a los 223.954 registrados en el último año. Por debajo de los dígitos, la construcción y la industria también registran un aumento de este tipo de contratos, creciendo un 9,6% y un 8,5%, respectivamente.

En términos absolutos, servicios se sitúa como el sector con más contratos indefinidos firmados por trabajadores mayores de 45 años, con casi 224.000 contratos firmados de este tipo. En segundo lugar se sitúa industria, sector en el que se superaron los 25.000 contratos indefinidos el año pasado. Le siguen construcción, con 19.250 contratos, y agricultura, que roza los 13.500 contratos indefinidos firmados por mayores de 45 años.

“Los profesionales mayores de 45 años cuentan con habilidades y competencias que se adquieren principalmente a través de la experiencia y que cada día son más demandadas en el mercado. Estamos hablando de la comunicación eficaz, la capacidad para resolver conflictos, la capacidad de adaptación, la negociación, la orientación a resultados o el trabajo en equipo”, afirma Helia Téllez de Meneses, directora nacional de Randstad Outplacement.

“En determinados puestos, las empresas valoran más a los perfiles de más edad porque no solo aportan un conocimiento profundo del sector o del puesto, imprescindible en muchos casos para la obtención de resultados, sino que son capaces de capitalizar y compartir el conocimiento con las generaciones más jóvenes, concluye.

El informe pone de manifiesto que todas las regiones, a excepción de Andalucía, han aumentado el número de contratos indefinidos a mayores de 45 años en 2016 respecto al año anterior. Sin embargo, estos incrementos varían en función de la región.

Castilla-La Mancha y Canarias se sitúan como las dos comunidades autónomas en las que más ha crecido este tipo de contrataciones. En concreto, en Castilla-La Mancha se han firmado un 19% más contratos indefinidos a mayores de 45 años en 2016 que en el año anterior y, en el caso de Canarias, el crecimiento ha sido del 18%. Otras dos regiones, Castilla y León y Baleares, registraron un crecimiento alrededor de 15 puntos porcentuales, 15,3% y 14,7%, respectivamente. Catalunya, Madrid, Cantabria y Murcia, todas ellas en torno al 13% de incremento en el último año, completan el listado de comunidades que muestran una variación por encima de la media nacional, que se sitúa en el 10,7%.

Al otro lado de la balanza se encuentra Andalucía, que no registra crecimiento alguno en este tipo de contrataciones, pasando de 26.599 contratos indefinidos firmados por este colectivo en 2015 a 26.586 el año pasado.

A nivel provincial, sólo 8 provincias han registrado un descenso en la contratación indefinida de mayores de 45 años durante el último año. Se trata de cinco andaluzas (Huelva, Cádiz, Córdoba, Jaén y Granada), Badajoz, Pontevedra y Ourense.

Entre las provincias que más han crecido, Albacete y Guadalajara han registrado incrementos que triplican la tasa nacional, con un 35% y un 32%, respectivamente. Les siguen Soria, Zamora y Burgos, todas ellas por encima del 20%.

En el último año, el colectivo de trabajadores mayores de 45 años ha aumentado hasta superar por primera vez los 8 millones de ocupados, lo que supone la cifra más elevada de la historia en España, con un crecimiento interanual del 4,5%.

Este incremento ha venido impulsado, en gran medida, por el crecimiento de la contratación indefinida de este tipo de perfiles. De hecho, uno de cada cuatro contratos indefinidos firmados en España en 2016 (24,9%) fue para un trabajador mayor de 45 años.