Accesibilidad

El primer bote de remos accesible con silla de ruedas, ya es una realidad.

Ángel Sanz, ex usuario de El Centro de Referencia Estatal de Atención al Daño Cerebral Ceadac, dependiente del Imserso, crea, junto a ingenieros de la empresa Astilleros Venturi, el primer bote de remos accesible para personas con movilidad reducida. La presentación, que tuvo lugar ayer en las instalaciones del Parque de «El Retiro»Abre nueva ventana, contó con representantes del Ayuntamiento de Madrid y personal del Ceadac.

El estanque de El Retiro ya tiene embarcaciones accesibles. Su creador, Ángel Sanz, realizó ayer una última prueba de accesibilidad, flotabilidad y seguridad junto a miembros de su equipo y acompañado de la trabajadora social del Ceadac, Purificación Aparicio y un usuario del centro.

Las barcas disponen de un sistema de carriles adaptado a sillas de ruedas y una trampilla trasera por la que puede acceder el usuario por sí mismo. Además, puede remar, si lo desea, y cuenta con cinturones y anclajes de seguridad para lograr la mayor estabilidad en el agua.

Tras pasar por Ceadac como afectado por daño cerebral, Ángel Sanz decidió poner en marcha este proyecto: “Uní mi experiencia personal y la de otros usuarios del centro con menos movilidad a mi trayectoria profesional para crear el primer bote de remos al que se pudiera acceder con silla de ruedas” una carencia que ha suplido con trabajo, dedicación y el apoyo de “médicos, terapeutas y personal del Ceadac” a lo largo de este último año y que comenzará a ser una realidad a partir del mes de septiembre.

Barcas accesibles en el estanque del Parque de «El Retiro» en Madrid

Barcas accesibles en el estanque del Parque de «El Retiro» en Madrid. Fuente: Ceadac IMSERSO