Las mascotas son la terapia perfecta para muchas personas deprimidas. Por su ternura y compañía nos proporcionan mucho cariño y amor. Además, como son nobles y dóciles, no es raro que saquen lo mejor de ti. Algunas empresas han adoptado a perros y gatos maravillosos para evadir del estrés a los empleados y que estos jueguen y se diviertan con los animales. Pero, en el caso de los mayores, los beneficios de tener mascotas son especialmente significativos.

Al igual que las compañías que citábamos, muchas residencias de mayores hacen lo propio. Conscientes de las múltiples virtudes que proporcionan para la salud y la mente de los mayores, no dudan en adoptar perros o gatos con un único objetivo: conseguir la felicidad máxima de los huéspedes.

A continuación, describimos los beneficios que las mascotas aportan a las personas mayores para que entienda la importancia de querer y amar a los animales.

  • Los activan: los animales de compañía de los mayores implican que, además de jugar con ellos, haya que estar pendientes de sus necesidades. Sacarles de paseo, agacharse para darles de comer y, así, un montón de actividades que mantienen a los mayores dinámicos en el momento de su vida en el que más lo necesitan.
  • Los acompañan: es increíble el amor que se puede recibir de un perro o un gato. Sobre todo, en el caso de los primeros, es un amor especialmente desinteresado. El amor y los vínculos que se crean hacia una mascota pueden ser muy fuertes.
  • Eliminan su estrés: según la página web Misanimales.com, las personas mayores que tienen una mascota corren menor riesgo de sufrir infartos y problemas cardiacos. Además, rebajan su presión arterial, haciendo que gocen de una vida mucho más saludable.
  • Ayudan a socializar con otros dueños: sobre todo en el caso de los perros, sus amos están obligados a sacarles de paseo para ejercitarles y, de paso, que no se hagan sus cositas en casa. Los perros son muy curiosos entre sí y, muchas veces, se acercan solos a saludarse y a jugar, algo que facilita entablar relación con otras personas y socializar con más frecuencia.
  • Los guían: los mayores invidentes también pueden encontrar sus ojos en la vista de un perro entrenado para cuidarlo y protegerlo cuando salen a la calle. Se ha demostrado que los perros guía son una fórmula perfecta para salvar las barreras entre las personas que no ven y la realidad que los rodea.

Estos son solo algunos de los beneficios que los animales de compañía aportan a las personas mayores. ¿Estás pensando en comprar o regalar uno? Garantízale todos los cuidados y, no lo dudes, son una alternativa maravillosa.