El Pleno del Congreso ha aprobado una proposición no de ley en la que insta a recuperar la inflación como referencia en la actualización de las pensiones ante el creciente repunte de los precios y la insuficiente revalorización vigente como para garantizar el poder adquisitivo.

La iniciativa, presentada por el PSOE, ha obtenido el respaldo además de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Esquerra Republicana, PNV, PDeCAT, mientras que Compromís. Ciudadanos y Bildu han decidido abstenerse. El PP y sus socios electorales de UPN y Foro Asturias han rechazado la propuesta.

El texto aprobado llama a permitir, en el marco del Pacto de Toledo, un acuerdo que garantice el poder adquisitivo de las pensiones con el que sustituir la Ley 23/2013, reguladora del Factor de Sostenibilidad y del Indice de Revalorización del Sistema de Pensiones de la Seguridad Social, las cuales insta a derogar.

Hasta entonces, la iniciativa insta al Ejecutivo a suspender la aplicación de esta norma y revalorizar las pensiones “de acuerdo con la previsión de inflación prevista para 2017, no inferior al 1,2%”, estableciendo para ello “una cláusula de desviación de inflación” para el caso de que la inflación media supere el índice previsto.

La proposición no tendrá recorrido legal, ya que el PP tiene mayoría en el Senado y, además, la medida afectaría a los presupuestos, y la Ley da potestad al Gobierno para rechazar las proposiciones que afecten decisivamente al gasto público.

En este enlace al Congreso se pueden ver todas las intervenciones.