El Museo de la Evolución Humana, recoge los hallazgos más importantes descubiertos en los yacimientos de la Sierra de Atapuerca en los últimos años con los que entender, al menos, el enigma científico de nuestra procedencia. Durante la visita podremos aproximarnos a algunas de las respuestas sobre nuestros orígenes y que el hombre viene buscando desde que Charles Darwin planteó su teoría del origen de las especies en 1859. ¿Quiénes somos?, ¿De dónde venimos?, ¿Cómo sucedió todo?, ¿En que época? ¿Cómo vivíamos? ¿Por qué sobrevivieron unos y otros no? En definitiva, el viaje de las mil preguntas, y del que volveremos con algunas respuestas.

Empezamos nuestra visita al MEH por la primera planta, donde se encuentran los principales tesoros hallados en la Sierra de Atapuerca y toda la información necesaria para entender los Yacimientos. Aquí hay una reproducción de la Sima de los Huesos como un modelo tridimensional y didáctico. En el interior de la primera nave se ubica el Homo antecessor, el europeo más antiguo de la historia encontrado hasta el momento y los yacimientos de Gran Dolina y Sima del Elefante. Más de 200 fósiles originales descubiertos en la Sierra de Atapuerca. Como el craneo de Miguelón, o la pelvis Elvis, ambos pertenecientes a la especie Homo Heildelbergensis, el bifaz Excalibur y restos animales como panteras o hipopótamos.

En esta planta también podremos conocer cómo era la vida de los últimos cazadores del Pleistoceno y de los agricultores y pastores del Neolítico y como la selección de plantas y animales fueron claves para la construcción de los entornos.

En la 2ª planta, conoceremos las claves para entender la evolución humana: la selva tropical, donde vivieron los primeros homínidos; la sabana, fue el escenario donde se desarrollaron nuestros primeros representantes (Homo) y la tundra-taiga, donde aprendimos a desenvolvernos en ambientes hostiles.

La planta 0, está destinada a la evolución en términos biológicos. Aquí es donde podemos apreciar cómo ha cambiado el paisaje de la Sierra de Atapuerca a lo largo de un millón de años. Y como no podemos olvidarnos del padre de la evolución, veremos la popa del buque, HMS Beagle, con el que Darwin hizo su famoso viaje a las islas Galápagos donde acumuló conocimientos para elaborar su conocida Teoría de la Evolución de las Especies.

En la Galería de la Evolución Humana, nos encontraremos con 10 homínidos fielmente reproducidos. Conoceremos a Lucy (Australopithecus afarensis), al neardental de la Chapelleaux-Saint y las especies descubiertas en la Sierra de Atapuerca: Homo antecessor y Homo heidelbergensis.

Aquí se ubica también la sala del Cerebro Gigante: donde gracias al artista Daniel Canogar, podemos entender la estructura y el funcionamiento del complejo órgano con el que pensamos, sentimos y soñamos.

No podemos irnos de Burgos, sin visitar el corazón que da vida a este museo, los yacimientos de la sierra de Atapuerca. Desde el mismo MEH, hay autobuses que nos llevaran. Aquí protegidos con el pertinente casco nos adentraremos en la Sima del Elefante yacimiento situado en la Trinchera del Ferrocarril. Cerca de aquí la Gran Dolina, donde se encontró el primer homínido de Europa, el Homo antecesor. En la Sima de los Huesos se han encontrado numerosos individuos de la especie Homo heidelbergensis. Durante la campaña de 1992 aparecieron un cráneo completo bautizado como Agamenón (el cráneo 4) y que según los expertos tenía una sordera antigua; y Miguelón o cráneo 5 el más completo del registro fósil mundial, y que murió seguramente de septicemia.

Para terminar el viaje de una forma más lúdica recomendamos la visita del Parque Arqueológico, situado cerca de Atapuerca, donde se podrá ver y aprender como se talla sílex, o como hacían fuego, o practicar el tiro de flechas y azagallas para cazar.