Según  ha informado la agencia Servimedia, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, indicó este martes que la tasa de sustitución que mide la pensión media respecto al salario medio cobrado se sitúa en el 86,6% para las nuevas altas por jubilación del Régimen General, mientras que esta tasa para el conjunto de pensiones por jubilación en vigor es del 68,3%, lo que supone que los nuevos jubilados cobran una pensión más ajustada al salario en casi 20 puntos porcentuales.

En declaraciones a los periodistas tras su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados, el secretario de Estado explicó que esto pone de relieve que la relación de la pensión con el salario “va creciendo” y ello “le mete una sobrepresión económica al sistema muy importante”.

Además de este incremento en la tasa de sustitución de las nuevas pensiones por jubilación, este fenómeno también se da en el conjunto del Régimen General, que presenta una tasa para el total de pensiones en vigor del 77,8%, mientras que en las nuevas altas asciende al 94,3%.

En el caso de la viudedad, la tasa de sustitución del total es del 41,7% frente a un 45,4% de las pensiones de viudedad que se están sumando en estos momentos.

Aunque Burgos valoró que las nuevas altas “están haciendo que esté mejorando mucho la situación de la pensión en vigor”, defendió que la relación entre la pensión y el salario sea “más realista” porque si “acabas teniendo pensiones igual que el salario, ¿quién va a sostener eso?”.