Territorio Dinópolis es un gran parque paleontológico situado en Teruel capital. Además, cuenta con tres museos en distintas localidades de la provincia: Inhóspitak, en Peñarroya de Tastavins; Legendark, en Galve y la Región Ambarina en Rubielos de Mora.

La visita comienza en Teruel, en las cuatro salas que alberga el museo paleontológico: la del Mundo Acuático, con algunos de los fósiles de mayor valor científico y reproducciones de los animales más grandes que han poblado las aguas; la de los Dinosaurios, la sala más espectacular con una gran colección de dinosaurios a tamaño natural. En la sala de Exhibición se explica la teoría más aceptada sobre su extinción, pudiendo ver y tocar el meteorito Nantán que cayó en China en 1516. El paseo concluye en la sala de los mamíferos donde podrán verse los antepasados del actual oso perezoso o el mamut.

El resto de Dinópolis se encuentra en Peñarroya de Tastavins, donde se ubica Inhóspitak, un innovador museo construído en torno al saurópodo (dinosaurio de cuello y cola largos) más completo encontrado en España.

En Galve (a 60 Km de Teruel) donde está instalado Legenpark. Aquí se definió una nueva especie de dinosaurio, el Aragosaurus, y otras ocho especies más entre mamíferos, reptiles, anfibios o peces únicos. Además, en el exterior se puede realizar una ruta para ver in situ icnitas, o huellas de dinosaurios.

Y en Rubielos de Mora donde se encuentra la Región Ambarina, con el fondo fosilizado de un gran lago del Mioceno, y los restos de animales y plantas que vivían en él, como principal atractivo.

La mejor época del año para visitar Dinópolis es la primavera, pero el parque se encuentra abierto todo el año salvo algunos días de enero y febrero.

Para más información: 902 44 80 00.