Inicio > Tu dinero > Campaña de prevención de los secuestros virtuales

Campaña de prevención de los secuestros virtuales

Los secuestros virtuales son engaños a través del teléfono donde la persona que llama le informa de que un familiar suyo está secuestrado, y que si quiere que le suelten, debe pagar una elevada cantidad de dinero.

Si mediante una llamada telefónica dicen tener un familiar secuestrado; le exigen una cantidad de dinero rápido; intentan prolongar la llamada; intentan que usted se angustie y le genere una situación de bloqueo. En realidad no se trata de ningún secuestro real, sino de un intento de extorsión telefónica.

Los afectados suelen sufrir episodios de pánico cuando reciben la llamada de los falsos secuestradores, provocándoles una situación de bloqueo, que les impide avisar a la policía o efectuar cualquier comprobación.

La Policía Nacional explicará, a través de su cuenta en Twitter @policia y otros perfiles en las redes sociales, el modus operandi de estos grupos criminales, además de unos sencillos pasos para no ser víctimas de la extorsión.

Desde Policía Nacional se recuerda que las llamadas suelen proceder de números ocultos o con el prefijo 0056; intentan provocar angustia y bloqueo emocional, son muy agresivas y directas, llegando a poner al teléfono a terceras personas que imitan llantos o gritos, de los supuestamente secuestrados; y exigen una cantidad económica de manera inmediata a través de empresas de envío de dinero.

Consejos de la Policía

La Policía ha editado unos Trípticos de prevención del  Secuestro Virtual donde se explica cómo proceder en caso de estar siendo objeto de esta estafa.

No descuelgue o cuelgue rápidamente si la llamada refleja prefijo 056 o número oculto, salvo que espere una llamada con ese prefijo. Desconfíe si le dicen que han secuestrado a un familiar. Si le ponen voces de fondo o se pone otra persona, no es su familiar. El falso secuestrador pretende mantenerle en comunicación permanente para que no le de tiempo a contactar con su familiar supuestamente secuestrado.

El falso secuestrador emplea violencia verbal. No caiga en el pánico, mantenga la calma y compruebe lo que le dicen. Pregunte la edad de la supuesta víctima, donde nació y otros datos muy personales. Avise a la Policía, 091, e intente localizar a la supuesta víctima por otra línea.

Trate de grabar las llamadas maliciosas y anotar la identificación del número llamante.

No pague. No acepte la extorsión.

Le exigirán un pago rápido, para que no tenga tiempo de localizar a su familiar. No envíe dinero mediante empresas de envío de capitales o transferencia bancaria, cuando esté sufriendo una extorsión. Le pedirán cantidades de dinero que pueda obtener en poco tiempo. Su número de teléfono ha sido usado por casualidad, ese día pueden llevar decenas o centenas de llamadas. No acepte la extorsión.

En caso de contestar a la llamada, nunca facilite ningún número de teléfono, nombres de familiares o cualquier información personal.

No publique datos personales en las cuentas de las redes sociales. Facilitan al delincuente la extorsión.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*