La edad se ha colado en las elecciones, tras las desafortunadas declaraciones de Albert  Rivera, lider de Ciudadanos, poniendo fechas de caducidad a la actividad política.

Aunque la media de edad está por debajo de los 50 años, hay una nutrida representación de candidatos de más de 65. Esperanza Aguirre y Gil de Biedma (Madrid, 3 de enero de 1952), condesa consorte de Bornos y grande de España, se presenta a alcaldesa de Madrid por el PP a sus 64 años. También del PP y con 64 años es Luisa Fernánde Rudí, presidenta de Aragón y que opta a repetir legislatura. Angel Gabilondo tiene 66 años, y es el candidato a la Asamblea de Madrid por el PSOE. También tiene 66 Rita Barberá, la alcaldesa de Valencia que quiere ser reelegida tras 20 años en el poder. En Cádiz repite Teófila Martínez, que con 67 años quiere seguir siendo alcaldesa de la ciudad después de 20 años. En Barcelona, Xavier Trias (CiU) espera repetir como alcalde con 69 años.

La jueza Manuela Carmena, 71 años, se presenta por Ahora Madrid a la alcaldía. Fue cofundadora del despacho laboralista en el que se produjo la matanza de Atocha de 1977, y una de las fundadoras de la asociación progresista Jueces para la Democracia. En el proceso de primarias fue elegida cabeza de lista con un 63 % de los votos.

El televisivo Miguel Angel Revilla, 72 años, vuelve a presentarse por el Partido Regionalista de Cantabria. A la alcaldía de Córdoba por Ciudadanos se presenta Jesús Vilches, de 73 años, quien dice que “se necesitan personas mayores con ideas nuevas”.

Y damos un salto adelante para llegar hasta Ofelia Martínez, periodista, profesora de francés, empresaria, viticultora, presidenta de cuatro asociaciones culturales, conquense de nacimiento y belga de adopción y, a sus 83 años, candidata por Ciudadanos a la Alcaldía de su localidad natal, Los Hinojosos . «Creo que Rivera se equivocó porque la experiencia de las personas mayores hace mucho», zanja la aspirante. «Si los mayores nos unimos a los jóvenes, la regeneración surtirá más efecto», expone Ofelia haciendo suyo uno de los pilares de Ciudadanos. «Claro que se pueden tener ideas nuevas con 83 años», apostilla.

Con 85 años, Emilio Higuero, alcalde de Lobeira desde 1983, dice que ya pensaba en la retirada política. Pero, después de, según afirma, sentirse «traicionado» por el PP, decidió afrontar otra pugna electoral. El veterano ha formado la Agrupación Cidadáns de Lobeira, una de las cinco siglas que concurren a los comicios municipales en este concello de 771 electores.

Sinforiano Montes tiene 85 años y lleva desde 1965 como alcalde de Montealegre del Castillo, en Albacete. Y este año se presenta de nuevo.

Pero la más longeva de entre los candidatos es Tomasa Delmás. Tiene 97 años y el próximo 24 de mayo intentará obtener una concejalía en el Ayuntamiento de Sevilla, a la que opta en el puesto número 30 de la lista de UPyD que encabeza su nieto, Emmanuel Baena, como candidato a la Alcaldía de la capital hispalense, y todo por amor a él.

“Estoy aquí por mi nieto, que me lo ha pedido y yo como le quiero tanto le he tenido que decir que sí”, cuenta a Efe Tomasa Delmás, la candidata de mayor edad de la historia de las elecciones municipales en Sevilla, que asegura que en su dilatada trayectoria nunca había pensado en ver su nombre en una papeleta electoral.

Tomasa tiene cuatro hijos, quince nietos y trece bisnietos, y todos los días a las diez y media va a la farmacia que su hija regenta en la localidad de Camas, que era de su marido. “Yo voy a distraerme un rato”, dice Tomasa, que cree que sus amistades “se van a reír” cuando se enteren de su nueva dedicación, que todavía no le ha dado tiempo a contarles.

“¿Cree que si no fuera por amor a mi nieto iba a estar yo en política ahora? Tengo la cabeza en mi sitio, pero nada más”, concluye Tomasa.