A las 9h 46m TU (10h 46m hora peninsular) del viernes 20 de marzo, a una latitud de 64º y una longitud de 7º oeste, en un punto del mar de Noruega al norte de las islas Feroe, y durante 2 minutos 22 segundos podrá verse un eclipse total de sol.

Al menos tres expediciones han partido desde España con el objetivo de observar, y retransmitir en directo este fenómeno. La expedición Shelios 2015 coordinada y dirigida por Miguel Serra-Ricart, astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias y administrador del Observatorio del Teide, y en la que participan miembros (como el propio Serra) del proyecto europeo GLORIA.

A Coruña, es el punto de España donde podrá verse con mayor magnitud el eclipse solar. Imagen: OAN.

A Coruña, es el punto de España donde podrá verse con mayor magnitud el eclipse solar. Imagen: OAN.

Ésta será la undécima expedición que el astrónomo del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), un auténtico cazador de eclipses, dirigirá. La primera fue en 1998, al centro del Atlántico. “No hay dos eclipses iguales y siempre hay nuevos fenómenos que te sorprenden”, ha subrayado Miquel Serra, quien ha destacado la importancia del eclipse del viernes al encontrarse el Sol, cerca del máximo de actividad del actual ciclo, el 24 (los ciclos solares tienen una duración aproximada de 11 años), y la observación se hará en un lugar desde el que es posible contemplar auroras boreales. “La probabilidad es muy baja, pero podríamos presenciar un doble espectáculo en el momento de la totalidad del eclipse: la corona solar flanqueada por luces verdes aurorales, ¡un sueño!”.

La expedición SAROS2015, formada por los miembros de la Asociación Saros Expediciones Científicas, se desarrollará desde el 18 al 21 de marzo. El día del eclipse los miembros de la expedición embarcarán sobre las 7:40 hora española, desde la ciudad alemana de Düsseldorf en un Airbus A320-200, en un vuelo que durará unas cinco horas y media, rumbo norte hasta situarse a una altitud de 10.668 metros sobre el nivel del mar.

Todos los interesados, pueden seguir el diario de la expedición, contactar con los miembros del equipo y ver la retrasmisión en directo en el blog de la expedición http://gruposaros.blogspot.com.es/.

Misión Eclipse: expedición a las islas Feroe, estará encabezada por Sara Santacana que será la cara visible del proyecto que lleva a cabo la productora catalana Soimagic Catalunya y que una vez más realizará la retransmisión en director del eclipse. El material que consigan formará parte del documental en lengua catalana Umbrafília, que llevan produciendo desde 1999 y que recoge su afición de viajar por todo el mundo para presenciar eclipses totales de Sol. El del día 20 en las islas Feroe se sumará a los de Munich (Alemania) 1999, playa de Gandía (España) 2005, isla de Kasteloritzo (Grecia) 2006, Anjí (China) 2009, Rapa Nui (Chile) 2010, Queensland (Australia) 2012, y Gulu (Uganda) 2013.

Además otros muchos organismos como el Real Instituto y Observatorio de la Armada en San Fernando, la Agrupación Astronómica de Sabadell, Departamento de Astronomía y Meteorología de la Universidad de Barcelona o desde  sky- live, ofrecen la retrasmisión en directo.

Desde España el eclipse podrá verse de forma parcial, alcanzando una magnitud máxima de 0,80 en el extremo noroeste de la península (en A Coruña), será de 0,63 en Melilla y de alrededor de 0,55 en las islas Canarias.

Mapa del OAN, donde se marca la magnitud del eclipse según el punto desde donde se observe en España.

Mapa del OAN, donde se marca la magnitud del eclipse según el punto desde donde se observe en España.

Así como, numerosos organismos públicos y privados ofrecen actividades para la observación del eclipse, como el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología, Instituto de Física de Cantabria, en el Pamplonetario (Pamplona), en el Planetario de Madrid organizado por la Asociación Astronómica de Madrid, en el Campus Miguel Delibes de la UVA organizada por la Sociedad Astronómica Syrma, entre otras.

La Asociación Española de Astronomía y el Observatorio Astronómico Nacional (OAN) del Instituto Geográfico Nacional, ofrecen información completa sobre el eclipse, así un como un amplio listado de organizaciones que realizan actividades en toda España para observarlo.

Medidas excepcionales para un fenómeno excepcional

El viernes será un día único astronómicamente hablando, y habrá que esperar hasta el 12 de octubre de 2026, o el 2 de agosto de 2027 para ver otro eclipse solar desde España.

Así que todo aquel que pueda, que aproveche la oportunidad, siguiendo eso sí una serie de recomendaciones dictadas por el OAN:

  • No observar el Sol directamente, a simple vista o con gafas de sol.
  • Tampoco debe observarse el Sol con aparatos (cámaras, vídeos), instrumentos (telescopios, prismáticos) o con filtros no homologados para la observación segura del Sol.
  • El Sol puede ser observado sin ningún peligro viendo su imagen proyectadasobre algún tipo de pantalla situada a la sombra. Por ejemplo, la imagen conseguida sobre una pared o un techo con un espejito plano cubierto enteramente con un papel al que se ha recortado un agujero de menos de 1 cm de diámetro. No observe la imagen del Sol en el espejo, mire sólo la imagen proyectada.
  • Puede observarse mediante unos filtros denominados gafas de eclipse. Deben estar homologadas por la Comunidad Europea para la observación solar (índice de opacidad 5 o mayor) y deben ser usadas siguiendo las instrucciones impresas en ellas. No ande mientras las use, preferiblemente permanezca sentado. No se las quite hasta haber apartado su mirada del Sol. No deben ser usadas con aparatos ópticos, aunque sí pueden superponerse a las gafas graduadas de uso habitual.

Efectos

La observación del eclipse a través de aparatos sin filtros provocará una ceguera instantánea de la visión y producirá daños irreparables en el ojo, pudiendo quedarse ciegos de por vida.

No se aconseja el uso de negativos, ni películas quemadas, cristales ahumados, radiografías, etc…, esos sistemas son peligrosos y no protegen de los rayos ultravioleta.

El eclipse apaga la energía solar

Una de las consecuencias más llamativas que se producirá durante las cerca de tres horas que dura el eclipse, es que dejarán de producirse poco a poco en el sistema eléctrico de Europa, unos 35.000 MW de energía solar, que es el equivalente a cerca de 80 unidades de generación convencional de tamaño medio, volviéndose a inyectar también poco a poco, todo mientras los europeos comienzan un día de trabajo más.

Así Europa vivirá durante el día 20 de marzo, un test de adaptación de su Red Eléctrica a eventos astronómicos que pueden generar fluctuaciones en el suministro eléctrico (desde 1999 no se producía un eclipse total de Sol de similares características en el continente; entonces, la energía solar suponía, en la UE, el 0,1% ENTSO-E). Si tenemos en cuenta que, para 2020, la Unión Europea y sus estados miembros se han comprometido a alcanzar una tasa del 20% de energías renovables sobre el consumo total en la zona, “el eclipse es una oportunidad para investigar el impacto de eventos de este tipo en la estabilidad de la red eléctrica” afirmó Miguel Serra-Ricart, del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Los miembros del proyecto europeo GLORIA, recogerán datos medioambientales como la temperatura, presión, intensidad luminosa y humedad, registrados desde Tórshavn, capital de las Islas Feroe,  que pondrá a disposición de los expertos para que analicen el impacto del eclipse en la producción de la energía solar.