El grupo parlamentario de Ciudadanos ha considerado prioritario la formación de un Gobierno para poder debatir sobre la revalorización de las pensiones en 2017, mientras UGT y CCOO alertan de que podría perderse poder adquisitivo si la inflación termina en positivo y no se vinculan con el IPC.

El portavoz de Empleo de Ciudadanos, Sergio del Campo, se ha reunido con el Secretario de Protección Social y Políticas Públicas de CCOO, Carlos Bravo y la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Carmen Barrera, para conocer la proposición de Ley que quieren impulsar los sindicatos en el Congreso.

Sergio del Campo ha defendido el objetivo principal de evitar que los pensionistas pierdan poder adquisitivo pero ha urgido primero a que se forme un Gobierno y se ponga en marcha una legislatura para poder negociar los presupuestos generales “con los números en la mesa y así poder tomar decisiones oportunas”.

“La prioridad es desbloquear la situación y que el PP y el PSOE empiecen a hablar y que las pensiones se debatan en el Congreso con los números reales”, ha dicho, al tiempo que ha puntualizado que es necesario ver cómo está el Fondo de Reserva de la Seguridad Social y estudiar “mecanismos para apuntalarlo”.

El grupo parlamentario de Ciudadanos quiere estudiar la iniciativa legislativa que proponen los sindicatos y en la que plantean que los pensionistas no pierdan poder adquisitivo el próximo año.

El responsable de políticas públicas de CCOO, Carlos Bravo, ha explicado que la proposición de Ley responde a la urgencia de vincular la actualización de las pensiones al IPC ya que el próximo año la inflación podría terminar en positivo y no en cero como ocurrió en 2015.

La reforma de las pensiones del 2013, que desligó la revalorización de las pensiones a la evolución del IPC, establece una subida mínima garantizada del 0,25 % para el conjunto de las pensiones cuando la situación económica sea desfavorable y un incremento máximo del IPC más 0,50 puntos porcentuales para las épocas de mayor bonanza, ligada también a las posibilidades económicas de la Seguridad Social.

Bravo ha señalado que es necesario garantizar el poder de compra de los pensionistas y actuar con medidas inmediatas, que tenga impacto en 2017, para mejorar los ingresos por cotizaciones en el sistema de la Seguridad Social vía Presupuestos Generales del Estado.

Ha confiado en que la mayoría de los grupos parlamentarios apoyen la iniciativa sindical que de momento tiene el apoyo del PSOE, de Unidos Podemos y de ERC.

La representante de Empleo y Seguridad Social de UGT, Carmen Barrera, ha urgido a que la proposición de Ley pueda tramitarse “acortando plazos” para ser aprobada antes de que pudieran disolverse las Cortes en caso de unas terceras elecciones.

“Son cuestiones de enorme calado y tienen un enorme impacto sobre la ciudadanía porque afecta a 9,5 millones de pensionistas. No se pueden escudar detrás de mensajes velados que permitan que sigan perdiendo poder adquisitivo”, ha aseverado.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos ha reiterado que para cambiar el sistema de revalorización de las pensiones “hay que sentarse y analizar la mejor opción, pero primero ver la evolución del sistema”.

]]>