Se trata de un proyecto subvencionado por el IRPF cuyo objetivo es cubrir las necesidades básicas de alimentación al menos una vez al día, de personas con situaciones de necesidad complejas debido a problemas sanitarios, económicos y principalmente sociales –soledad, dificultades alimenticias, desasistencia, aislamiento, malas relaciones familiares, etcétera–; y también dependencia leve o moderada, temporal o permanente que les impide realizar las actividades de la vida diaria relacionadas con la alimentación saludable.

Se desarrolla utilizando las instalaciones del Centro Social de UDP en Cádiz ubicado en el Barrio de la Viña, casco histórico de la ciudad.

De lunes a sábado se suministra una comida completa, adecuada y preparada por una empresa de cátering que se sirve en el comedor del centro o es llevada por las personas voluntarias de UDP al domicilio de aquellos usuarios mayores que, por dificultades de movilidad, no pueden desplazarse al centro. Los beneficiarios del servicio realizan una aportación económica en función de sus ingresos que se reinvierte en el propio servicio.

De forma temporal, han participado en el mismo familiares de los mayores con menores a su cargo, personas sin recursos y en general personas con graves situaciones de necesidad económica, social, familiar, sanitarias, etc., y con situaciones de emergencia, urgencia y riesgo de exclusión, situaciones generadas por la difícil situación económica en la que se encuentran muchas personas.

En los últimos cuatro años 354 personas han asistido al comedor y se han servido 67.391 comidas

Así el servicio de comidas en Cádiz se convirtió en una referencia para los servicios sociales comunitarios y otras entidades sociales de la ciudad como comedor social, donde hacer frente a las necesidades nutricionales y de alimentación de diversos colectivos.