El servicio de comidas se enmarca dentro de los programas de atención social subvencionados con cargo a las convocatorias de IRPF.

El contenido principal del programa es la prestación de un servicio de comidas a personas mayores con problemas de movilidad, sociabilidad, desnutrición, etcétera, con el objetivo principal de favorecer la realización de al menos una comida completa al día. Así el programa se desarrolla en dos modalidades: en el propio comedor del centro social, o en el domicilio de aquellos beneficiarios que por diversas razones no pueden desplazarse al centro.

Si bien originariamente surgió para cubrir unas necesidades muy concretas que afectan al colectivo de mayores, este servicio ha ido creciendo y evolucionando adaptándose a las necesidades de una sociedad aquejada por una crisis económica de la cual se ven afectados muchos otros colectivos y que en Andalucía representa una de las comunidades más afectadas.

Por ese motivo en los últimos años ha sido preciso ampliar a otros colectivo el servicio de comidas para dar cobertura a las necesidades asistenciales básicas de alimentación no solo a personas mayores, sino también a familiares de éstos, hijos, nietos, que han vuelto al hogar y que sobreviven con los escasos ingresos de la persona mayor; personas y familias enteras en riesgo social que son derivadas por los servicios sociales de la zona y otras entidades sociales, priorizando en las familias con niños menores a su cargo.

El servicio de comidas asegura que los usuarios disfruten, al menos una vez al día de lunes a sábados, de una comida completa. Asimismo propicia un lugar de encuentro, de intercambio, de ampliación del círculo social.

Es por todo ello que podemos afirmar que, además de la labor asistencial, se cubren otras necesidades básicas de índole más social, tales como prevenir el aislamiento, el desapego y la desasistencia ya que el Comedor Social de UDP de Cádiz se ha convertido en un recurso social de referencia

La coordinación con los servicios sociales de la zona, entidades y organismos sociales que se ha mantenido de forma continuada en años anteriores ha permitido la atención e inclusión en el servicio de personas con graves dificultades económicas, familiares, problemas de exclusión, etc. Se ha colaborado con la Delegación de Asuntos Sociales de Excmo. Ayto.  de Cádiz; El Comedor Social Virgen de la Ponderosa (María Arteaga); Centro Social Luz y Sal; Centro de Salud Mental la Merced; Asociación Mujeres de Acero, Asociación Peris del SUP; y Unidad de Salud Mental Comunitaria de  Cádiz.

En 2015 se han beneficiado del servicio de comidas 111 personas de las cuales 65 eran hombres y 46 mujeres. Se han servido un total de 23.823 comidas. 46 beneficiarios corresponden a casos que han sido derivados por los servicios sociales, entidades y organismo sociales de la ciudad de Cádiz. 87 personas han solicitado a lo largo del año su participación en el servicio, no pudiendo incluir a todas por la imposibilidad de ampliar plazas.

Por tanto el servicio de comidas en Cádiz ha permitido mejorar algunas situaciones de urgente necesidad producidas por la crisis económica. Se ha trabajado desde el punto de vista del trabajo social de forma profesionalizada y en coordinación entre instituciones para mejorar en la medida de lo posible la calidad de vida de los usuarios del servicio y de aquellas personas vecinos del Barrio de la Viña que tienen en el Centro social de UDP un centro de referencia social.