Cómo cuidar tu salud auditiva

(miércoles, May 27, 2020)

CÓMO CUIDAR TU SALUD AUDITIVA

 La disminución de la percepción auditiva es un factor de riesgo en el desarrollo cognitivo y posteriormente la demencia que implica la pérdida de memoria, de comprensión, del lenguaje o de la orientación.

La pérdida de audición o hipoacusia no tiene por qué ser una carga permanente en la vida de las personas que la padecen. 

Las personas que necesitan utilizar gafas saben que su vista no va a mejorar por sí misma. Lo mismo ocurre con la pérdida de audición. Si la pérdida de audición no se trata cuanto antes, la capacidad auditiva puede empeorar de forma significativa y de forma rápida. 

Además, la calidad de vida y las actividades cotidianas que se realicen también se verán afectadas: estrés o cansancio al esforzarse oír lo que dicen los demás, participar en actividades… en definitiva, la persona que esté sufriendo este déficit de audición va a tratar de evitar las situaciones sociales con las que antes disfrutaba.

Que las personas puedan seguir escuchando durante este estado de alarma cobra importancia. Por este motivo, desde audifono.es, plataforma de centros auditivos y audífonos, lanzan la iniciativa solidaria enfocada en enviar pilas de audífonos a todas esas personas que quieren seguir escuchando sin poner en riesgo su salud saliendo a la calle. 

A esta iniciativa solidaria se han sumado entidades como la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España UDP.

Los datos de la pérdida de audición 

Un estudio realizado el año pasado con motivo del Día Internacional de la Audición, reveló que a pesar de ser un aspecto fundamental para nuestra comunicación con familiares y amigos, el 48% de la población española nunca se ha realizado una revisión auditiva

Alrededor de un 10% de la población tiene problemas auditivos sin detectar, algo preocupante porque nuestro oído es la base de nuestra comunicación. 

Además, en muchos casos, a pesar de tener dificultades para escuchar bien (7%) o molestias auditivas (6%) nunca se habían realizado unas pruebas auditivas.

La pérdida de audición en las personas mayores

La pérdida auditiva en las personas mayores, que se presenta de manera progresiva, es conocida como presbiacusia. El oído envejece a medida que las personas lo hacen. Como consecuencia principal, el sonido se comienza a percibir de forma diferente o de manera disminuida, por lo que el cerebro comienza a dejar de recibir información de manera adecuada. 

La pérdida progresiva de la audición comienza en las frecuencias más altas. Por ello, la inteligibilidad del habla comienza a verse obstaculizada, en especial cuando la pérdida de audición está sujeta a un entorno de escucha ruidoso. 

La presbiacusia afecta al 23% de la población de entre 65 y 75 años, incrementándose hasta un 80% pasados los 85 años.

En España, alrededor del 70% de los casos de pérdida auditiva se da en personas de más de 65 años. 

Atajar el problema cuanto antes es muy importante. Para conseguirlo en el caso de las personas mayores es importante revisar la audición de manera periódica.

Este tipo de pérdida de audición gradual, proviene directamente por un deterioro en las células situadas en la cóclea. 

La estrecha relación entre la hipoacusia y el deterioro cognitivo

 La disminución de la percepción auditiva es un factor de riesgo en el desarrollo cognitivo y posteriormente la demencia que implica la pérdida de memoria, de comprensión, del lenguaje o de la orientación.

Cuando la pérdida auditiva comienza, el cerebro deja de recibir todos los estímulos que antes era capaz de recibir y procesar, dejará de trabajar con algunas partes, dando lugar a la aceleración de un deterioro cognitivo. 

En algunas ocasiones, las personas que descubren que su capacidad auditiva disminuye no toman las medidas necesarias para hacer frente a sus problemas auditivos. En vez de tomar una decisión que le ayude a solucionar la hipoacusia, deciden aislarse de forma progresiva.

Cómo mantener una buena salud auditiva

Aunque es cierto que la mayoría de casos de hipoacusia se dan en personas mayores, no quiere decir que personas de una edad inferior no puedan sufrir sordera. Detectarla a tiempo y atajar el problema auditivo es de vital importancia para frenar la pérdida auditiva y otro tipo de problemas como el deterioro cognitivo

La hipoacusia puede surgir por diferentes motivos. Entre los principales desencadenantes de la pérdida de audición se encuentran: antecedentes familiares, traumatismos, ciertos medicamentos, envejecimiento o infecciones

Es importante, mantener una buena salud auditiva protegiendo nuestra audición, en la medida de lo posible, de estos factores de riesgo utilizando protectores para los oídos. 

En los casos que no podamos protegernos es importante acudir a un especialista de manera periódica para detectar la pérdida auditiva cuanto antes. 

Audífonos cómo solución para la pérdida auditiva

Existen soluciones para disminuir los problemas que puede ocasionar la hipoacusia. Utilizar audífonos es una de las formas más eficaces, rápidas y no invasivas para recuperar la audición. La función principal de estos dispositivos es amplificar los sonidos no audibles y ayudar así a la persona que los utiliza a captar todos los sonidos de su entorno. 

Los audífonos proporcionan una recepción de los sonidos para la mayoría de los niveles de pérdida de audición, a menudo siendo tan pequeños que son imperceptibles para los demás. 

Utilizar aparatos auditivos es tan importante como realizar un reentrenamiento del cerebro para volver a identificar y diferenciar voces y sonidos. Este tipo de rehabilitación auditiva se realiza con personas que presentan falta de entendimiento del habla. 

¿Cómo saber si estoy dejando de escuchar?

  • ¿A menudo pido/pide a los demás repetir lo que han dicho?
  • ¿Tengo/tiene problemas en seguir conversaciones con más de dos personas?
  • ¿Me esfuerzo / se esfuerza para entender lo que se dice en lugares como restaurantes, cafeterías o centros comerciales
  • ¿Tengo/tiene dificultad para oír a mujeres y niños?
  • ¿Te dicen/le dices que pone el volumen del televisor o de la radio muy alto?
  • ¿Sientes/siente zumbidos en el oído?

Si la respuesta ha sido afirmativa a dos o más preguntas cabe la posibilidad de que esté sufriendo una pérdida auditiva. El proceso de hipoacusia se puede detener buscando la ayuda adecuada.

Desde audífono.es recomiendan que ante cualquier síntoma de pérdida auditiva, tinnitus y / o equilibrio que soliciten una cita con un profesional de la salud auditiva, como un audiólogo o un otorrinolaringólogo.

Te recomendamos

 ¿Te ha resultado de interés? Escribe un comentario

Quizás también te interese leer…

Mantente al día con las últimas novedades 

Somos MayoresUDP

Descubre las actividades, jornadas y novedades de las asociaciones de UDP.

Recibe nuestro boletín

Las últimas novedades de MayoresUDP, en tu correo electrónico.

¡Síguenos!

Como sabes, también estamos en las Redes Sociales. No pierdas la oportunidad para estar conectado y enterarte de todas las novedades. ¡Únete a nuestra comunidad!

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe las últimas noticias del portal

Tu suscripción se ha realizado con éxito