La Dirección General de Atención a la Dependencia y al Mayor de la Comunidad de Madrid ha entregado el 10 de mayo los premios y menciones a las mejores Ideas para la Dinamización de la Vida Cotidiana en Residencias y Centros de Día de la Comunidad de Madrid. Entre las 109 propuestas presentadas este año por 42 centros, Adavir San Sebastián de los Reyes (La Marina), Amma Coslada y Adavir Villalba (Nuestra Casa) han sido reconocidos con el tercer premio, segundo premio y mención especial respectivamente.

El objetivo de este certamen es promover ideas que permitan dinamizar la vida de los centros y mejorar la calidad de vida y la calidad asistencial de los mayores.

Un jurado presidido por el director general de Atención a la Dependencia y al Mayor, representantes del Colegio Profesional de Educadoras y Educadores Sociales de la comunidad de Madrid, técnicos de la dirección de Atención a la Dependencia y al Mayor, y representantes de la Asociación Profesional de Terapeutas Ocupacionales de la Comunidad de Madrid, ha analizado las propuestas y seleccionado las mejores ideas de esta edición

Mención a Nuestra Casa por su Semana Temática-Semana de la Ópera

Arancha Rincón, Animadora Sociocultural del centro Adavir en Villalba ha sido una de las impulsoras del proyecto y la responsable de la presentación durante el acto. La idea del proyecto nace con la intención de acercar al residente a contextos de difícil acceso dentro del propio centro. En los centros Adavir-Amma los trabajadores conocen las necesidades del residente por contacto directo. Rincón señalaba que en Nuestra Casa conocen las preferencias musicales de cada residente y a través de varias actividades musicales abren la mente y debaten sobre sus gustos y sus conocimientos de la música. Con la intención de fomentar las relaciones entre residentes y personal nace la idea de organizar semanas culturales en la residencia.

La ópera es el género musical más difícil de acercar a una residencia, pero no resulta imposible. Las semanas previas a la celebración del evento los residentes participaron en diversos talleres para la elaboración de decorados, lámparas, collares, y demás adornos. En la semana de la ópera realizaron visitas al Teatro Real, vieron la película El Fantasma de la Ópera de Andrew Lloyd, y el gran día asistieron a maquillaje y peluquería para poder escuchar las piezas de Puccini y Verdi que llenaron de música el centro.

Tercer Premio para “Los miércoles se canta”, de La Marina

La idea del proyecto de Adavir San Sebastián de los Reyes nace el verano de 2014. Por entonces, un grupo de familias se reunía en el jardín del centro y cantaban canciones de época. Poco a poco se van sumando más familiares y residentes, hasta que el hijo de una residente lleva una bandurria. Ahí es cuando forman un coro especial y establecen los miércoles como su día de encuentro. Cada semana, en sesiones de hora y media repasan en los cuadernillos que han creado para la actividad unas 25 o 30 canciones. Con esta actividad las familias han encontrado una forma de interactuar con sus familiares y además favorecen la adaptación de los residentes que llegan nuevos al centro.

Segundo Premio para Amma Coslada por “Taller de Teatro, Reminiscencia y Expresión Corporal”

“La vida es una obra de teatro, el telón se va a cerrar, los actores a desaparecer y lo que no hayas vivido lo has perdido”. Así comenzaba la exposición del proyecto “Taller de Teatro, Reminiscencia y Expresión Corporal” por el que Amma Coslada se ha alzado con el segundo premio del concurso. La idea surge de un recuerdo, del recuerdo de que los mejores contadores de cuentos son los mayores. De ahí nace este proyecto para crear obras de teatro en las que los residentes son los actores. La primera fue “La ratita presumida”, una obra que escenificaron para los niños de 8 a 11 años de un colegio próximo al centro. “En el momento en el que conectas generaciones te das cuenta de que hay tanto que transmitir de unas a otras”, comentaba Teresa Durán, Animadora sociocultural y una de las responsables del proyecto. Han continuado representando más obras, como el Mago de Oz, y gracias a esta actividad los mayores estimulan su actividad mental y mejoran su autoestima y sus relaciones.