El futuro de las pensiones y la viabilidad del sistema de previsión social ha unido a todos los grupos del Congreso, salvo el PP, para instar al Gobierno a retomar el consenso y debatir en el Pacto de Toledo unas jubilaciones dignas y la recuperación del poder adquisitivo de los pensionistas.

El primer pleno del Congreso en la XI Legislatura realizado el 15 de marzo, ha aprobado por mayoría una proposición no de Ley presentada por el PSOE.

La portavoz de Empleo del grupo parlamentario socialista, Luz Rodríguez, ha urgido a recobrar el Pacto de Toledo con el fin de cambiar la política de empleo del PP ante el riesgo de que “no haya pensiones en el futuro” y ha dicho que “perseguir la mejora de la calidad de vida de los pensionistas, que son compatriotas es ser patriota y no tanto la unidad de España”.

Rodríguez ha criticado que la legislatura del PP se haya gastado 6.560 euros de cada uno de los 8,5 millones de pensionistas en España y ha lamentado “las pensiones no han subido mas 33 euros en cuatro años”.

Ha señalado que es necesario garantizar el Fondo de Reserva después de que el PP “se haya pulido” un total de 55.822 millones de euros de las arcas públicas de los pensionistas.

El portavoz de Empleo de Podemos, Alberto Montero, ha argumentado el voto a favor a esta iniciativa porque las reformas que se hacen con “consenso no pueden ser malas” y ha insistido en que el Pacto de Toledo debe garantizar unas pensiones dignas.

No obstante, se ha preguntado por el diálogo al que aboga el PSOE cuando precisamente -ha dicho- “con consenso” recortó las pensiones al aumentar la edad de jubilación a los 67 años e introdujo el factor de sostenibilidad, que luego el PP “pegó el hachazo” con un nuevo índice de revalorización.

En este sentido, ha recordado que la reforma de las pensiones de 2011 y 2013 supondrá, según FUNCAS, una rebaja media del 35 % de la pensión media vitalicia.

El portavoz económico de Ciudadanos, Toni Roldán, ha afirmado que su formación apoya la proposición no de Ley ante la necesidad de recuperar el consenso y el diálogo y ha insistido en que es “urgente” dejar el cortoplacismo político y abordar con “sensatez” el reto del futuro del Estado de bienestar.

Roldán ha pedido concienciación ante los riesgos demográficos que hacen “imprescindible” acometer reformas estructurales en material laboral para que se puedan generar ingresos suficientes a la Seguridad Social.

Y ha defendido que se acuerden medidas para dotar de mayor flexibilidad al sistema para permitir que aquellos que lo deseen puedan extender su vida laboral y también para dar transparencia y que los trabajadores sepan en todo momento la magnitud de la pensión con la que pueden contar en su jubilación.

La diputada del PP Carolina España ha asegurado que la mayor pérdida de poder adquisitivo de las pensiones se produjo con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero (2004-2011) y con la congelación de las pensiones.

“Si se aplicara el IPC, los pensionistas hubieran perdido y hoy de momento tienen mas del 1 % de ganancia”, ha dicho España y ha criticado que el PSOE aumentara la edad de jubilación a los 67 años y le ha recriminado si “¿es ser patriota congelar las pensiones?”.

El diputado de Democracia i Libertad Carles Campuzano ha dicho que su formación “comparte el consenso” para reformar el sistema de pensiones ya que desligar la revalorización a la inflación hace que sea mal negocio para los pensionistas de diferentes territorios.

“Mantener un índice de revalorización que no tenga en cuenta el poder adquisitivo de los diferentes territorios del Estado empobrece a los pensionistas de territorios con inflaciones más altas”, ha señalado.

Campuzano también ha pedido acometer la reforma pendiente sobre las pensiones de viudedad.

“Esto solo es posible con máximo acuerdo de esta Cámara y con acuerdo de los agentes sociales en el marco del Pacto de Toledo”, ha dicho.

Desde el Grupo Mixto, tanto UPN como Compromís y EH Bildu han votado a favor.