Una iniciativa de los sindicatos La iniciativa, presentada por el PSOE con el respaldo de todos los grupos de la oposición a excepción de Ciudadanos, ha sido impulsada en diferentes reuniones por las dos principales centrales sindicales, CCOO y UGT. Precisamente, sus respectivos secretarios generales, Ignacio Fernández Toxo (CCOO) y Pepe Álvarez (UGT), han agradecido a los partidos este respaldo. En este sentido, han alertado de la necesidad de aprobar esta proposición de ley, pues la revalorización prevista por las reformas del PP en materia de pensiones supondrá “una reducción sustancial para calidad de pensiones para pensionistas y jubilados”. El portavoz de Empleo y Seguridad Social del PSOE en el Congreso, Rafael Simancas, ha anunciado que su grupo “procurará” en el plazo de enmiendas que la reforma legislativa “beneficie especialmente las pensiones mínimas” y ha instado a que en el Pacto de Toledo se impida que “el PP siga saqueando el fondo de reserva las pensiones”. “No está pensado para compensar los regales fiscales a los más poderosos”, ha dicho. Por su parte, el portavoz de Unidos Podemos-En Comú-En Marea, Íñigo Errejón, ha denunciado que “ha sido mentira y un insulto a los españoles decir que se estaban protegiendo las pensiones” y ha instado a “empezar a revertir las peores medidas del PP contra la gente que no provocó la crisis pero la ha tenido que pagar”. Joan Tardá, de Esquerra Republicana, ha reconocido la labor durante la crisis de “todos los sindicatos de clase” –“un dique de contención contra las políticas neoliberales que han desguazado el Estado del Bienestar”, ha dicho el diputado catalán–, mientras que Carles Campuzano (PDC, la antigua Convergència) ha recordado que el origen del Pacto de Toledo era “proteger a los pensionistas del riesgo de la inflación y que se convirtieran en pobres”, algo que acabó al “romper” los ‘populares’ el pacto durante su gobierno de mayoría absoluta. Tanto los sindicatos como los partidos políticos que respaldan el cambio legislativo han confiado en la futura aprobación de la medida, pues cuentan con la necesaria mayoría parlamentaria. Ello ha provocado que todos aludieran a la posibilidad real de constituir una mayoría alternativa al PP y a Rajoy. Varios de los diputados presentes, no los del PSOE, y los dirigentes sindicales han hablado de una potencial “foto de gobierno” y han instado a aplicar esta mayoría en el parlamento no solo para conseguir la subida de pensiones, sino para derogar otras reformas aprobadas en el pasado por el PP o impulsar otras medidas sociales y económicas.

La justificación de Ciudadanos

La ausencia más notable en esta propuesta ha sido la de Ciudadanos, que previamente habían explicado a los medios su postura. Su portavoz económico, Toni Roldán, ha defendido que su partido está a favor de que las pensiones recuperen el poder adquisitivo, pero ha calificado de “parche” la propuesta de ley. En este sentido, ha pedido abordar esta cuestión dentro del marco del Pacto de Toledo –“no para un año, ni para dos, ni para promesas que no se pueden cumplir”, ha criticado Roldán–. Fuentes de la formación naranja igualaban la unilateralidad de la propuesta planteada por el resto de la oposición con la del PP cuando reformó en su día la subida de las pensiones.]]>