El  objetivo de este Manifiesto es el de asegurar la inclusión de programas dirigidos a conseguir la equidad y los derechos humanos de las personas mayores en la agenda del futuro Parlamento Europeo tras las elecciones previstas para mayo de 2019 y de la Comisión Europea resultante tras la constitución de dicho Parlamento.

¿Por qué este Manifesto?

En 2017, casi un quinto de la población (19%) de la Unión Europea tenía 65 años o más. Además el grupo de personas muy mayores (de 80 años o más) está creciendo a un ritmo mucho más rápido que cualquier otro grupo de edad de la población de la Unión Europea.  Se espera que este grupo de edad en la UE aumente a más del doble entre 2017 y 2080, pasando del 5,5% al 12,7% de la población total.

Muchos hombres y mujeres mayores hacen contribuciones importantes a la sociedad, por ejemplo, en el ámbito laboral, haciendo mentoría a personas jóvenes, cuidando a sus familiares…Sin embargo, el “edadismo” aún restringe la autonomía y es un obstáculo para la participación plena e igualitaria de las personas mayores en las diferentes áreas de la vida personal y comunitaria. El respeto a la dignidad y la autonomía, son Derechos Humanos universales que se aplican a personas de todas las edades y son requisitos previos esenciales para una participación efectiva y significativa en la sociedad. La Agenda 2030 de las Naciones Unidas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) han adquirido el compromiso de no dejar a nadie atrás.

A nivel de la UE, el Pilar Europeo de Derechos Sociales (PEDS) y el Semestre Europeo, proclamados solemnemente, junto con otras estrategias de la UE, como el Mercado Único Digital (MDU), proporcionan un marco adecuado para que los Estados miembros tomen medidas para proteger los derechos de las personas mayores y la igualdad de género en la vejez. El futuro presupuesto de la Unión Europea debería contribuir al logro de los objetivos sociales y de no discriminación en la UE posterior al 2020, mientras que se necesita un impulso renovado para desbloquear la propuesta de directiva horizontal sobre no discriminación.

El Parlamento Europeo ha sido pionero en la defensa de la justicia social y la equidad. Las elecciones al Parlamento Europeo 2019 se convierten en un punto de inflexión para la Unión Europea que, con urgencia, debe fortalecer su conexión con la ciudadanía y representar su interés. Creemos en una Unión Europea de vanguardia donde no sólo cuenten la economía y el crecimiento, sino que se tomen medidas concretas para garantizar que todas las personas se tengan en cuenta y se puedan empoderar para llevar a cabo una vida activa y autónoma independientemente de la edad, el sexo, la raza o el origen étnico, la religión, la discapacidad u orientación sexual.

Recomendaciones clave de AGE

Persiguiendo nuestro objetivo de una Unión Europea ‘amiga de las personas mayores’ y apoyando la reflexión sobre la conveniencia de una ‘Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas Mayores’ dentro del ‘Grupo de Trabajo de composición abierta sobre Envejecimiento de las Naciones Unidas ’ (OEWGA), la Plataforma Europea AGE, hace un llamamiento a las candidatas y candidatos a diputados al Parlamento Europeo para que garanticen que la eliminación de la discriminación por edad se convierta en una prioridad identificada y al mismo nivel que todos los demás motivos de discriminación descritos en los Tratados de la Unión Europea, y tomen medidas para:

1. Fortalecer los derechos de las personas mayores a través de la lucha contra el edadismo o discriminación por edad.
2. Garantizar un enfoque de ciclo de vida en el ámbito laboral y crear mercados laborales inclusivos.
3. Garantizar pensiones adecuadas e ingresos suficientes a la vejez para todos y en
igualdad de condiciones tanto para las mujeres como para los hombres.
4. Proteger el derecho a vivir y envejecer en dignidad a través de un sistema de salud centrado en la persona y una atención de larga duración accesible para todas las personas.
5. Garantizar una vida saludable y promover el bienestar para todas las edades.
6. Permitir el acceso universal a bienes y servicios en la sociedad digital actual, sin excluir a las personas mayores.
7. Empoderar a las personas mayores para que participen plenamente en la vida social y democrática.

De esa manera la Plataforma AGE  invita a los futuros y futuras eurodiputadas, a incidir para que la Unión Europea ayude a los Estados miembros a desarrollar estrategias nacionales sobre envejecimiento con la participación activa de las personas mayores y sus organizaciones.

Qué pueden hacer los candidatos y las candidatas a parlamentarias europeas?

1. Fortalecer los derechos de las personas mayores luchando contra el ‘edadismo’ y la discriminación por edad, presionando a su
gobierno para:

 Garantizar que la directiva sobre la igualdad de trato en el acceso a los bienes y servicios se adopte finalmente y que se garantice la plena
aplicación de la Ley de accesibilidad.

 Monitorizar la implementación de la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y garantizar que
también se aplique a las personas mayores con discapacidad.

 Monitorizar la aplicación de la Convención de Naciones Unidas sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer
(CEDAW) y las disposiciones de la UE sobre la igualdad de género y garantizar que sean también de igual aplicación a las mujeres mayores.

 Apoyar el debate a nivel de la ONU sobre un posible instrumento legal internacional para fortalecer la protección de los derechos de las personas
mayores.

2. Garantizar un enfoque de ciclo de vida en el ámbito laboral y crear mercados laborales inclusivos presionando a su gobierno y a los interlocutores sociales para:

 Aplicar plenamente la Directiva sobre la Igualdad en el Empleo 2000/78/CE y promover campañas de sensibilización sobre la importancia de
combatir la discriminación por motivos de edad en el lugar de trabajo; hacer realidad las condiciones de trabajo favorables a las personas
mayores, prestando especial atención a las oportunidades flexibles de fin de la carrera laboral.

 Adoptar una directiva ambiciosa sobre la conciliación laboral y familiar, que incluya baja remunerada para los cuidadores no professionales. Pedir
a la Comisión Europea y a los Estados miembros que vayan más allá proponiendo una Recomendación del Consejo sobre Protección social y
Servicios para cuidadores no profesionales -la mayoría de los cuales son mujeres- que garantice el acceso a la prestación de pensiones, renda
básica, seguro de enfermedad y el mantenimiento de las prestaciones por desempleo para los cuidadores no profesionales que abandonaron el
mercado laboral.

 Valorizar las capacidades y el conocimiento de las personas mayores en el mercado laboral y reconocer la necesidad de facilitar la extensión de la
vida laboral, a través de medidas más eficaces para combatir la discriminación por edad en el empleo y la formación.

 Aprovechar el potencial de las transferencias de conocimiento intergeneracionales, crear empleos que valoren positivamente las competencias
de los trabajadores mayores y jóvenes y permitir que los dos grupos de edad se desarrollen profesionalmente y se adapten a los mercados
laborales cambiantes.

 Apoyar la aplicación de la propuesta de Recomendación del Consejo sobre la Protección Social de los Trabajadores por cuenta ajena y por cuenta
propia, asegurando que se aborden las lagunas en la cobertura de la protección social en todas las formas de empleo.

 Examinar la aplicación de la recomendación del Consejo sobre el Desempleo de Larga Duración y apoyar la Red Europea de Servicios Públicos de
Empleo para ayudar a las personas en búsqueda de empleo de mayor edad y también a las personas mayores en situación de inactividad forzada.

 Financiar la investigación en los lugares de trabajo y la empleabilidad sostenible basada en la mejora de las capacidades y el aprendizaje
permanente y promover los resultados a través de la acción e iniciativas de la UE.

 Aplicar el enfoque de ciclo de vida en el lugar de trabajo que asegura ambientes de trabajo saludables, promoviendo la interacción, la
cooperación, la transferencia de conocimiento y la solidaridad entre las diferentes generaciones.

3. Garantizar pensiones adecuadas e ingresos suficientes a la vejez para todos y en igualdad de condiciones tanto para las mujeres como para los hombres presionando a su gobierno para:

 Adoptar una directiva marco sobre renda básica adecuada para vivir con dignidad, incluida una pensión mínima, teniendo en cuenta, no solo el
riesgo relativo al lindar de pobreza, sino también los presupuestos de referencia por edad sobre la base de una cesta de productos y servicios.

 Demandar una Estrategia Europea para cerrar la brecha de género en los salarios, carrera profesional y pensiones abordando los retos de las
mujeres trabajadoras y las mayores jubiladas para quienes los cambios positivos en los mercados laborales llegan demasiado tarde.

 Aumentar el control del Parlamento Europeo y de los Parlamentos nacionales del Semestre Europeo, teniendo en cuenta especialmente el desafío
que las pensiones protejan eficazmente de la pobreza.

 Apoyar el papel y las responsabilidades de las Autoridades Europeas de Supervisión de los mercados financieros, garantizando recursos
financieros y humanos suficientes para proteger los rendimientos a largo plazo, fomentar estrategias de inversión sostenible y hacer cumplir los
derechos de los consumidores en los planes de pensiones basados en el capital.

 Adoptar una iniciativa legal europea para proporcionar acceso a una protección social adecuada a las personas, en todas las formas de empleo,
estándar como no estándar, y analizar los obstáculos que impiden a las personas ejercer este derecho. Este debe incluir el acceso universal e
igualitario a los derechos de protección social, prestaciones, atención médica de calidad, renda básica de seguridad, acceso a los bienes y
servicios que se identifican como necesarios a nivel nacional -de conformidad con las recomendaciones de la OIT sobre el tema- proporcionando
una red de seguridad social efectiva que pueda desplegarse en tiempos difíciles.

 Adoptar políticas para proteger los activos de las personas mayores y empoderarlos para tomar decisiones financierasinformadas.

4. Proteger el derecho a vivir y envejecer en dignidad a través de un sistema de salud centrado en la persona y una atención de larga duración accesible para todas las personas presionando a su gobierno para:

 Hacer cumplir, de manera efectiva, el derecho a una atención y apoyo, asequibles y de calidad a largo plazo, que permita a las personas mayores
vivir con dignidad, a mantenerse independientes y autónomas, y participar plenamente en su comunidad.

 Adoptar una Recomendación del Consejo sobre cuidado a largo plazo, que establezca los principios claves y las recomendaciones basadas en la
evidencia, para el desarrollo de la asistencia a largo plazo y los servicios de apoyo en toda la Unión Europea.

 Desarrollar el argumento económico para la formalización del cuidado a largo plazo para las personas mayores y garantizar que la Unión Europea
deje suficiente espacio fiscal para que los Estados miembros mejoren la asistencia y el acceso a largo plazo para todas aquellas personas que
necesiten cuidado y asistencia.

 Monitorizar el rol del sector privado en el cuidado a largo plazo en términos de calidad y asequibilidad de los servicios y explorarcomo
la UE podría regular mejor este mercado emergente.

 Trabajar para la adopción de un plan de acción de la UE en la lucha contra el maltrato a las personas mayores, incluida la mejora en la detección y
protección de las víctimas y las mejoras de las condiciones laborales de los cuidadores, formarles e informarles, en el domicilio y en las
residencias.

5. Garantizar el envejecimiento activo y saludable, promover el bienestar a cualquier edad presionando a su gobierno para:

 Promover la salud física y mental mediante un enfoque de ciclo de vida en todas las políticas de la UE, bajo la coordinación de la DG SANTE
(Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria Europea).

 Garantizar una agenda de Salud sólida y una prioridad presupuestaria para la promoción de la salud, la prevención de las enfermedades y la
reducción de las desigualdades en materia de salud en el programa de investigación de la UE posterior al 2020.

 Continuar apoyando a la Asociación Europea para la Innovación sobre el Envejecimiento Activo y Saludable como una iniciativa clave para
mejorar la esperanza de vida y la buena salud en toda la UE.

 Revitalizar la estrategia de Medicina Geriátrica y elevar el perfil del Grupo de Expertos y Expertas Geriátricas de la Agencia Europea de
Medicamentos.

 Priorizar la lucha contra la soledad de las personas mayores y el aislamiento social que afecta a entre un tercio y la mitad de la población de
personas mayores y causa problemas de salud.

6. Permitir el acceso universal a los bienes, la vivienda y los servicios para las personas mayores presionando a su gobierno para:

 Reforzar la legislación, las iniciativas y el trabajo de normalización de la UE sobre accesibilidad, en la sociedad actual altamente digitalizada,
incluida la Ley de Accesibilidad Europea y garantizar una aplicación adecuada a nivel nacional.

 Continuar apoyando el desarrollo de una Estrategia Europea de Economía de Plata (Silver Economy) permitiendo el desarrollo de productos y
servicios accesibles dando apoyo al envejecimiento activo y saludable.

 Promover y apoyar el desarrollo de entornos amigables con las personas mayores a nivel local y regional, como un medio esencial para apoyar la
vida independiente y la movilidad para todas ellas, con la ayuda del instrumento de financiación de laUE.

 Tener en cuenta la dimensión del envejecimiento en el ámbito de la vivienda inteligente local, el desarrollo urbano y el transporte público.
Apoyar la vida independiente a través del desarrollo de TIC pensadas para el hogar, viviendas inteligentes y servicios digitales online.

 Garantizar que se tenga en cuenta la dimensión del envejecimiento, de manera transversal, en las diferentes áreas de la Agencia de Investigación
de la UE, con el fin de incluir de una manera más efectiva las diferentes perspectivas del envejecimiento demográfico de la UE.

7. Empoderar a las personas mayores para que participen plenamente en la vida social, cultural y democrática y promover el aprendizaje permanente para facilitar su participación activa en todos los aspectos de la vida.

 Hacer del Parlamento Europeo un lugar central para debatir cuestiones de igualdad de derechos para todas las edades y de solidaridad
intergeneracional apoyando el restablecimiento del Intergrupo sobre Envejecimiento Activo y solidaridad Intergeneracional.

 Garantizar que el e-Government (Gobierno electrónico) y el acceso a las elecciones cuenten con el respaldo de votantes de todas las edades.

 Luchar contra el edadismo en la esfera política y alentar a las personas mayores a participar como candidatos y candidatas en las elecciones
locales, nacionales y europeas.

 Reconocer y apoyar todas las contribuciones sociales y económicas que las personas mayores aportan a nuestras sociedades, especialmente a las
generaciones más jóvenes.

 Demandar el reconocimiento y el apoyo al trabajo de personas voluntarias mayores a través de la programación y financiación de fondos sociales
y Erasmus+; financiar acciones de investigación para evaluar el valor económico del voluntariado de las personas mayores.

 Demandar iniciativas en la UE para terminar con la brecha digital, especialmente invirtiendo fondos europeos en infraestructura digital y medidas
de apoyo para aumentar las capacidades digitales de todos los grupos de edad en la actualización de la Estrategia Europea para la Educación y la
Formación ET2020.

 Combatir la exclusión digital y respetar el derecho de cualquier ciudadano y ciudadana a utilizar tecnologías tradicionales, es decir analógicas,
para apoyar el derecho de las personas mayores a participar en igualdad en la sociedad.

 Garantizar que la nueva Regulación General de Protección de Datos se implemente de forma que tenga en cuenta los desafíos específicos a los
que se enfrentan las personas mayores como resultado de la brecha digital.

 Incluir a las personas mayores en el dialogo civil sobre el desarrollo sostenible y la transmisión intergeneracional de conocimientos, valores y
cultura.

 

*El trabajo de AGE está cofinanciado por el Programa de Derechos, Igualdad y Ciudadanía de la Unión Europea. El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva de AGE Platform Europe y no se puede tomar como reflejo de las opiniones de la Comisión Europea.

 

Descarga el Manifiesto de la Plataforma AGE aquí