La Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), y la Diputación Provincial de Cuenca colaboran para acercar a los municipios de la provincia sin conexión de banda ancha el programa ‘Contigo en Casa’ enfocado a paliar la soledad de los mayores a través de videoconferencias vía satélite. Para ello han convocando a un total de 70 ayuntamientos de localidades con estas características a una jornada informativa en el Salón de Actos de la sede de la UNED en Cuenca, en la que miembros de la UDP han dado cuenta a los presentes de todos los detalles de este programa de atención a mayores.

El diputado provincial de Servicios Sociales, Francisco Javier Doménech, ha asistido a esta jornada, llamando la atención sobre la importancia de un programa de estas características, ya que abre todo un mundo para nuestros mayores, que viven en soledad. Motivo por el que la Diputación ha querido estar ahí, apoyando esta iniciativa, que pretende llegar a una treintena de hogares de la provincia.

La directora-gerente de UDP España, Paca Tricio, ha explicado a los alcaldes y representantes municipales presentes que serán ellos, los ayuntamientos, los que seleccionarán aquellas personas de sus municipios que se encuentran en situación de soledad y cumplan con los requisitos exigidos; de ahí, el porqué de esta jornada informativa para mostrarles qué puede hacer este programa por sus mayores.

‘Contigo en Casa’ es un programa de atención a personas mayores que viven solas iniciado en 2008, que cuenta con la subvención del Ministerio de Sanidad y Servicios Sociales e Igualdad, con cargo a la Convocatoria del IRPF. Consiste en la instalación de una smart tv con conexión satélite, que permite al usuario comunicarse vía videoconferencia con un Centro de Asistente y Acompañamiento del propio programa, con hogares de otros usuarios o con amigos y familiares.

Los resultados hasta ahora, según Tricio, están siendo muy satisfactorios. Desde su puesta en marcha en 2008, cuentan con estas unidades en torno a 200 personas, sobre todo de municipios de Castilla y León, si bien hace un mes la experiencia se ha iniciado en Albacete y ahora en nuestra provincia.

Los beneficios para los usuarios son impresionantes, según indica Ramón Munera, presidente de UDP Castilla-La Mancha. Y es que, además de cambiar la actitud y el ánimo de estos mayores que dejan de estar solos, les permite seguir viviendo en su casa, algo muy valorado por las personas mayores.

Los requisitos para acceder a este programa, que por cierto no necesita de ninguna preinstalación en la vivienda en cuestión, son muy simples: tener más de 65 años, ser jubilado o pensionista, vivir solo en la casa, ser miembros de la UDP y solicitarlo a través de trabajador social de su Ayuntamiento.