Los viajes del Imserso de este año están dando mucho de qué hablar. Tras las muchas quejas recibidas por cambios imprevistos y de última hora en vuelos y destinos a las islas, El Imserso ha decidido imponer una multa a Mundiplan por incumplimientos en el programa de vacaciones para mayores, sobre todo en Baleares y Canarias, que se eleva a 1,9 millones de euros, una cantidad sensiblemente menor de los 10 millones contemplados en el capítulo de ‘Penalidades’ de los pliegos del concurso.

El Imserso ha comunicado la sanción que piensa imponer a Mundiplan por los incidentes en el lote de islas que gestiona del programa de viajes para mayores. Como ya hemos informado en este portal, se habían producido dos requerimientos a Mundiplan por parte del Imserso, con fechas 22 de enero y 2 de febrero. Y podría haberse producido un tercero a tenor de la sucesión de nuevos casos de cambios imprevistos de hotel que se han venido produciendo en marzo y abril.

Ahora, según publican diferentes medios, Mundiplan presentará recurso contencioso administrativo contra la resolución del expediente abierto por el Imserso en relación con las incidencias producidas en el lanzamiento del programa y se reserva el derecho a emprender acciones legales.

Así lo ha anunciado Mundiplan en un comunicado en el que identifica entre estas incidencias el retraso de tres meses en el lanzamiento del programa o la puesta en marcha «de un programa paralelo por el otro contrincante, utilizando incluso el nombre del Imserso», informa Ep.

En concreto, Mundiplan ha advertido de la posibilidad de emprender acciones contra el Imserso y contra su dirección por responsabilidad patrimonial, para exigir los daños derivados del retraso en la puesta en marcha del programa, y por permitir a Mundosenior lanzar el programa paralelo utilizando el nombre del Imserso.

«Precisamente, fue esa misma dirección del Imserso la responsable de la primera adjudicación de los viajes para mayores, que el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contenciosos anuló por arbitraria, obligando a la revisión de la misma de acuerdo con los pliegos y tras lo cual Mundiplan fue adjudicataria del lote 2», ha señalado la UTE en el comunicado.

Mundiplan ha asegurado que ha cumplido con todos los requisitos del programa recogidos en los pliegos. Según ha dicho, la penalización que se le ha aplicado «se basa en la insuficiente disponibilidad de plazas hoteleras en algún destino al inicio del programa, circunstancia que la empresa ya ha explicado y que se debe a causas completamente ajenas a su control, pese a lo cual ha puesto en marcha medidas que han paliado el problema».

Entre esas circunstancias, la UTE ha destacado el retraso de tres meses en el lanzamiento del programa, «primero por la adjudicación dos meses más tarde de lo habitual, y además sin respetar los pliegos, como confirmó el tribunal».

También ha criticado «la tolerancia inexplicable del Imserso con la otra empresa candidata a los viajes de mayores que lanzó un programa paralelo antes de la adjudicación definitiva y con el que bloqueó también plazas de hotel».

Según Mundiplan, por esta causa, sumada a la inestabilidad e inseguridad en algunos destinos del Mediterráneo, se desvió el tráfico de turoperadores extranjeros a destinos españoles, lo que «provocó un overbooking hotelero».

Entre tanto, a las organizaciones de mayores nos siguen llegando multitud de comentarios de usuarios del programa que han visto cómo se han variado las condiciones de sus viajes, y los destinos y alojamientos contratados.