Seis alumnos de la Universidad de Cádiz, procedentes de Nueva Jersey, visitan el Centro Social de la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cádiz (UDP)

Van a conocer cuáles son las actividades dirigidas al colectivo de personas mayores que se llevan a cabo en el Centro Social UDP de Cádiz para favorecer y mejorar las condiciones de vida y promover un envejecimiento activo y saludable.

Desde la Universidad de Cádiz y dentro de los cursos de verano que ésta imparte para extranjeros, el próximo miércoles 18 de julio el Centro Social UDP de la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cádiz (UDP), que se encuentra en la viñera calle Rosa 35, recibirá la visita de seis alumnos procedentes de Nueva Jersey, Estados Unidos.

Dentro de la asignatura “Cádiz y su sociedad” donde se analiza la realidad socio-económica y los colectivos en riesgo de exclusión se pretende con esta visita, conocer cuáles son las actividades dirigidas al colectivo de personas mayores que se llevan a cabo en el Centro Social UDP de Cádiz para favorecer y mejorar las condiciones de vida y promover un envejecimiento activo y saludable.

El comedor social de UDP Cádiz, un recurso de referencia

Asimismo, los alumnos procedentes de New Jersey conocerán el funcionamiento del Servicio de Comidas que se desarrolla en el Centro Social de la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cádiz, el trabajo diario, las personas usuarias, la organización y gestión que se lleva a cabo en el mismo así como la labor de trabajo social realizada desde el centro para todas las vecinas y vecinos del barrio. 

El Comedor Social de la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cádiz está subvencionado en la actualidad por la Junta de Andalucía dentro de los programas con cargo a la Convocatoria de IRPF 2017″

Este servicio de comidas asegura que las personas mayores y usuarias con situaciones de necesidad complicadas debido a problemas sanitarios, económicos y principalmente sociales (soledad, dificultades alimenticias, desasistencia, aislamiento, malas relaciones familiares, etc.) y también dependencia leve o moderada, temporal o permanente que les impide realizar las actividades de la vida diaria relacionadas con la alimentación saludable disfruten, al menos una vez al día y de lunes a viernes, de una comida completa.

En 2017, el Comedor Social de la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cádiz ha servido más de 16.000 comidas entre las 67 usuarias que acuden a la calle de la Rosa, de las cuales 24 fueron mujeres y 43 hombres.

Asimismo propicia un lugar de encuentro, de intercambio, de ampliación del círculo social, cubriendo además otras necesidades básicas de índole más social, tales como prevenir el aislamiento, el desapego y la desasistencia ya que el Comedor Social de UDP de Cádiz se ha convertido en un recurso social de referencia.