Perder audición poco a poco y no escuchar correctamente puede acarrear una situación de aislamiento. Para poner solución a estos problemas auditivos y poder ser partícipes de todos los sonidos que están a nuestro alrededor, el uso de audífonos es la solución idónea para recuperar la audición.

Enfrentarse a la pérdida auditiva es una situación más llevadera gracias al uso de audífonos. Estos dispositivos auditivos son la opción más cómoda y eficaz para volver a oír bien, ya que mejoran la calidad de vida de nuestros oídos.

Si has decidido comenzar una nueva etapa con los audífonos para oír mejor o te encuentras en los primeros días de familiarización con el audífono, te recomendamos estos 6 consejos para que su uso se prolongue lo más posible en el tiempo. Síguelos porque tus oídos se merecen el mejor de los cuidados:

  • Mantener tanto el audífono limpio como su molde, es una de las tareas fundamentales para su perdurabilidad. Para su limpieza diaria se recomienda limpiarlo con un pañuelo suave. Además, si nos encontramos ante un proceso gripal debemos poner especial atención a la higiene, ya que la cera en el conducto auditivo es mayor. En los centros auditivos Audifón podrás encontrar una gran variedad de productos especiales para el cuidado y conservación de tus audífonos.
  • Los audífonos pueden acumular humedad a lo largo del tiempo. Para eliminar esa posible humedad es aconsejable usar un deshumidificador a la vez que se protegen las pilas del aparato auditivo.
  • A la hora de manipular un audífono, conviene hacerlo sobre superficies blandas por si cayese al suelo. En el caso de hacerlo sobre una mesa, con poner un paño suave debajo bastará para protegerlo.
  • Vigila las temperaturas a las que se exponen los audífonos. Sobretodo las altas temperaturas, ya que pueden deteriorar tu audífono. Es muy importante que los protejas de la luz solar, evitando dejarlos dentro del coche al sol o cerca de un radiador.
  • Los productos químicos son otro de los factores que pueden afectar al funcionamiento de tu audífono. Es importante que lo extraigas del conducto auditivo en el momento de aplicar laca, perfume o la loción para después del afeitado. Una vez se hayan secado estos productos, puedes volver a introducir el dispositivo.
  • No olvides que los audífonos deben someterse a revisiones periódicas, sobretodo en los meses de invierno cuando se contabilizan más incidencias con los dispositivos.

Un audífono es la herramienta perfecta para mejorar tu audición y gozar de una buena salud auditiva. Poner en práctica cada uno de estos consejos, con especial atención a los meses de temperaturas extremas, es primordial para que el funcionamiento del audífono sea lo más óptimo posible.

Además de todas estas recomendaciones, en los centros auditivos Audifón podrás informarte y recibir los mejores consejos para cuidar tu audición y de tus audífonos. Acude a tu centro auditivo Audifón más cercano y pide cita para una consulta con sus audioprotesistas especializados. El equipo de expertos en audición te ayudará a poner a punto tu audífono.