Cuidarelax, un respiro necesario

Comparte esta noticia

A Felicidad, que ahora tiene 87 años, le diagnosticaron Alzheimer hace cinco años, y desde entonces su hija Felicidad Utrilla (60) y el marido de ésta, Jose María (64), le han estado cuidando sin ayuda de nadie. Últimamente su enfermedad había empeorado mucho y necesitaba cuidados las 24 horas. “Era terrible, psicológicamente parece que se hunde el mundo. Mi marido y yo estábamos muy afectados y no sabíamos que hacer en muchas ocasiones”, cuenta Felicidad. A través de los servicios sociales del Ayuntamiento de Zaragoza conoció la existencia de Cudarelax, y participó en el programa. “Fue una experiencia buenísima, no sólo por el respiro de descansar durante cuatro días, sino por el apoyo que encuentras, porque te enseñan a gestionar situaciones con el enfermo que antes suponían un callejón sin salida, y que te afectaban mucho”.
Las dificultades en el manejo emocional y las derivadas de las habilidades a la hora de cuidar a una persona mayor en casa hace necesario prestar atención al cuidador, y a la familia en este proceso, de forma que también el cuidador disponga de un tiempo para su cuidado, a la vez que se forma y adquiere habilidades para el manejo de la situación, ya que muchas personas acaban teniendo consecuencias negativas derivadas de la situación del cuidado prolongado.
Cuidarelax organiza estancias en balnearios de cuatro días de duración en las que los familiares reciben formación en cuidados al mayor y autocuidados, a la vez que reciben tratamientos alternativos de descanso y terapia de relax, que permiten la descarga emocional de la tensión psicológica acumulada tras largos periodos de cuidado a los seres queridos en situación de dependencia.
Durante el año 2015 se han beneficiado del programa 815 personas de las comunidades de Valencia, Aragón, la Rioja y Galicia, en las 31 sesiones realizadas en los balnearios de Cofrentes (Valencia), Alhama de Aragón (Zaragoza), Arnedillo, (La Rioja) y Laias Caldaria (Lugo).
El programa Cuidarelax está financiado a través de la convocatoria del 0,7% del IRPF, al marcar la casilla de otros fines de interés social.
Y beneficia a personas como Angeles Bescos (74) y Luis Cajal (74), de Huesca, que accedieron al programa en una difícil situación. Angeles cuidaba a la madre de Luis, Teresa, que con 100 años necesitaba de toda su atención. Tras 14 años de cuidados ambos estaban muy afectados. “Estábamos los dos muy mal. No sabíamos que hacer, porque no veíamos nada más que el problema que había en casa. Era como estar en un agujero profundo y oscuro del que no sabíamos salir. El programa nos vino muy bien, nos abrió los ojos y nos ayudó a buscar tiempo para nosotros y a solucionar los problemas que surgen en el cuidado diario. Fue como si viéramos la luz después de muchos años en la oscuridad”, explica Angeles.
Para recibir información del programa Cuidarelax pueden contactar con la sede nacional de UDP en el teléfono 91 542 02 67.

Redimensionar fuente
Modo contraste
www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad