Cuidarelax en un programa de apoyo, formación y respiro para familiares cuidadores de personas dependientes desarrollado en establecimientos termales. Se trata de un programa de apoyo al cuidador, respiro y descanso para familiares, que sirve de espacio de encuentro y de formación e intervención, y cuyo fin es apoyar a los familiares cuidadores de sus personas mayores.

Está financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, a través de la convocatoria del 0,7% de IRPF, y gestionado por UDP

Es necesario prestar atención al cuidador y a la familia de la persona mayor durante el proceso de cuidado, de forma que también estos puedan disfrutar de un tiempo para su cuidado y disfrute personal, a la vez que se forma y adquieren habilidades para el manejo de la situación.

Muchas personas cuidadoras acaban sufriendo consecuencias negativas derivadas de la situación del cuidado prolongado.

Durante el programa se organizan estancias en balnearios de la zona, de cuatro días de duración en las que los familiares reciben formación, así como intervención específica en cuidados al mayor y auto cuidados, favoreciendo para ello el entorno de tratamientos alternativos de descanso y terapias de relax, que permiten una descarga emocional de la tensión psicológica acumulada tras largos periodos de cuidados, beneficiándose, a su vez, de los efectos saludables de las aguas termales.

Las estancias serán en grupos de 14 cuidadores y sus acompañantes (cuidadores de apoyo) como máximo, es decir, 28 personas, durante cuatro días (tres noches). La captación de los usuarios del programa se realiza a través de los servicios sociales de base de los municipios de las provincias donde se desarrolle el programa y está orientado a cuidadoras principales y de apoyo (parejas o familiares hijos/hijas) que tengan a su cargo una persona mayor dependiente, con el objetivo de promover e involucrar a los esposos/hijos varones en las tareas del cuidado.

Durante el año también se organizan sesiones de seguimiento formativo y de intervención con los participantes del programa y abiertas a la comunidad, favoreciendo así la creación de redes sociales entre los mismos. También se presta asesoramiento y apoyo psicológico, individual o grupal a quienes lo requieran.

El programa se desarrolla en cinco Comunidades Autónomas y más de 5.300 personas se han visto beneficiadas de este