El arte de envejecer

«El arte de envejecer» artículo de opinión de José Agustín Arrieta, presidente de la Asociación Guipuzcoana de Jubilados y Pensionistas.
Artículo de opinión José Agustín Arrieta
Comparte esta noticia

El arte de envejecer

No es tarea fácil saber envejecer. A mi modo de ver, saber envejecer es la parte más ardua del arte de vivir.

Por José Agustín Arrieta, presidente de AGIJUPENS: Asociación Guipuzcoana de Jubilados y Pensionistas, UDP Guipúzcoa

Hay bastantes libros sobre este tema, pero quisiera hablar más sobre la realidad de las personas mayores.

Sin lugar a dudas, la pensión de los abuelos son claves para el soporte del presupuesto familiar, para el cuidado y atención de sus nietos  y hasta de abrir sus casas a sus hijos desahuciados.

Entiendo que los representantes políticos deben de comprender y arrimar más el hombro para sacarnos de la crisis a la cantidad de jubilados y jubiladas para que puedan vivir con más dignidad y desaparezca la brecha de género en las pensiones como en la vida laboral.

Es fundamental el diálogo intergeneracional, el que las personas mayores se sientan más válidas, que el envejecimiento activo esté más presente en nuestra sociedad y desaparezca la amenaza del descarte y el “aparcamiento” de mayores. 

El escritor y filósofo suizo, Henri Frédéric Amiel (1821-1881) decía: “Saber envejecer es la obra maestra de la sabiduría y una de las más difíciles del gran arte de vivir”.

No es tarea fácil saber envejecer. A mi modo de ver, saber envejecer es la parte más ardua del arte de vivir.

Cuando uno es joven o se encuentra en la plenitud de la edad adulta, es relativamente fácil vivir, porque los proyectos abundan y el horizonte es amplio y sugerente; pero cuando uno se adentra en el ocaso de su existencia es mucho más difícil y corre el peligro de amargarse y no encontrar sentido alguno al atardecer de sus días, porque pierde facultades y la salud a veces ya no le acompaña.

La sociedad no valora como se merecen a las personas de la tercera/cuarta edad. Éstas debidamente cuidadas, respetadas y tenidas en cuenta podrían serle muy útiles.

La madurez de las personas mayores combinada con las nuevas ideas de los jóvenes puede dar un excelente resultado. Conviene tenerlo muy en cuenta.

Las Asociaciones Locales de Jubilados y Jubiladas, después de este túnel de la pandemia, necesitan más visibilidad: sintiéndonos más corresponsables; aportando nuestras iniciativas; sintiéndonos más útiles; practicando nuestros “hobbies”, sobre todo aquellos que no cultivamos cuando éramos jóvenes por falta de tiempo o medios económicos y ayudando a los demás.

Son pequeños hitos que queremos reiniciar en nuestros Centros cerrados  o  a “medio gas”.

José Agustín Arrieta  (Presidente de AGIJUPENS-GIPUZKOA)

Redimensionar fuente
Modo contraste
www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad
Abrir chat