El Gobierno aprueba la revalorización de las pensiones un 0,9%, en 2021

La revalorización de las Pensiones para 2021 es del 0,9% para las pensiones contributivas y del 1,8% para las no contributivas.
Comparte esta noticia

La revalorización de las Pensiones para 2021 es del 0,9% para las pensiones contributivas y del 1,8% para las no contributivas. Efectiva desde el inicio del año y ya se ha aplicado en la nómina de enero

  •  El incremento beneficia a más de 11 millones de pensiones y prestaciones públicas
  •  También se prorroga un año más la cláusula de salvaguarda para la jubilación
  •  Se incluyen diversas medidas para la simplificación administrativa, con el objetivo de lograr mayor eficiencia y agilidad en la gestión y tramitación de la Seguridad Social

Durante la última reunión del Consejo de Ministros, se han aprobado varias medidas a propuesta del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Entre ellas, se encuentra la revalorización del 0,9% de las pensiones contributivas y de las Clases Pasivas y del 1,8% de las no contributivas (al igual que lo ha hecho el Ingreso Mínimo Vital), tal y como establece la Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

Esta revalorización “está destinada a mantener el poder adquisitivo de las personas pensionistas y a la mejora en términos reales de la población con menores recursos”, señala el comunicado del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Una medida que beneficiará a 9,8 millones de pensiones contributivas, 665.000 pensiones de Clases Pasivas, 446.000 pensiones no contributivas y 200.000 prestaciones por hijo a cargo.

Con este incremento, la pensión de jubilación para mayores de 65 años, con cónyuge a cargo, alcanza los 851 euros al mes, lo que supone 11.914 euros al año. Además, la pensión máxima para 2021 se sitúa en 2.707,49 euros al mes, 37.904,86 euros anuales.

La revalorización es efectiva desde el inicio de 2021 y ya se ha incluido en la nómina correspondiente a enero.

La intención del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones es que el próximo año la revalorización de las pensiones se pueda hacer con un nuevo mecanismo estable y que garantice el poder adquisitivo de las pensiones, tal y como establece el Pacto de Toledo en sus recomendaciones y se está debatiendo en la Mesa de Diálogo Social.

Cláusula de Salvaguarda para la Jubilación

También se ha aprobado la prórroga durante un año de la llamada cláusula de salvaguarda para la jubilación. De esta forma, se garantiza el mantenimiento durante 2021, y con efectos desde el 1 de enero, de la aplicación de la normativa previa a la Ley 27/2011, del 1 de agosto, de actualización, adecuación y modernización del Sistema de la Seguridad Social para determinados colectivos que vieron extinguida su relación laboral antes del 1 de abril de 2013 y no pudieron incorporarse a un empleo después.

Esta situación está condicionada a que después de esa fecha ninguna de estas personas haya sido incluida en algún régimen de la Seguridad Social.

Además, pueden acogerse las personas con relación laboral suspendida o extinguida como consecuencia de decisiones adoptadas en expedientes de regulación de empleo, o por medio de convenios colectivos de cualquier ámbito, acuerdos colectivos de empresa, así como por decisiones adoptadas en procedimientos concursales, aprobados, suscritos o declarados con anterioridad a 1 de abril de 2013.

Asimismo, se mantiene el derecho a elegir opción, es decir, estas personas pueden optar por la legislación ahora vigente.

Con esta medida, se busca proteger a aquellas personas trabajadoras que salieron del mercado laboral a edad avanzada sin haber podido retomar su carrera profesional y con la consiguiente afectación directa en sus cotizaciones y prestaciones.

Por último, se incluyen varias medidas de simplificación administrativa y de intercambio de datos con otras administraciones, con el objetivo de mejorar la eficiencia y agilizar los trámites en el ámbito de la Seguridad Social.

Medidas positivas pero parciales. El análisis de MayoresUDP

Desde la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España UDP, consideramos que se deben seguir dando pasos y avanzar en materia de Pensiones.  

Todavía se deben aprobar y cumplir con otras muchas medidas para asegurar la sostenibilidad de las pensiones y el poder adquisitivo de todas las personas pensionistas y jubiladas, presentes y futuras.

Entre ellas, actualizar las pensiones conforme al IPC real mediante una ley de forma permanente, aumentar el poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas, impulsar la reducción de la brecha de género en las pensiones y la revisión de las pensiones de viudedad, garantizando la igualdad de trato en los casos de parejas sin vínculo matrimonial.

Que en 2021, la pensión máxima se sitúe en los 2.707,49 euros y la pensión media en 1.028,19 euros, enmascara una realidad más común.  ¿Qué ocurre con la mayoría de las pensiones? Qué están por debajo del actual Salario Mínimo Interprofesional (SMI), fijado en 950 euros al mes.

Pensiones que sobre todo, acercan a las personas pensionistas, la mayoría mujeres mayores, al umbral de la pobreza. Y que necesitan mucho más que una revalorización del 1,8% para alcanzar una pensión digna. 

Como venimos reivindicando desde la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España -UDP y como entidad que formamos parte de la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones -MERP, es necesario blindar las pensiones en la Constitución para garantizar no solo cobrar la pensión, sino que esta sea digna. Y, además, es urgente equiparar la pensión mínima al Salario Mínimo Interprofesional. Si este es el salario mínimo para llevar una vida digna, también es la percepción mínima necesaria para una vejez digna.

Desde UDP reclamamos garantizar el poder adquisitivo de las pensiones públicas así como su futuro mediante su blindaje constitucional, para ello:

Es necesario derogar la reforma laboral de 2013 e impulsar un empleo de calidad así como estabilidad y salarios dignos, así como una urgente reforma fiscal que permita la equidad y la redistribución social.

De la misma manera, es necesario acabar con la brecha de género entre hombres y mujeres. En el caso de los hombres, la pensión media del sistema alcanzó en enero de 2021 1.248,99 euros, mientras que la mensualidad media percibida por mujeres es de 824,65 euros.

Necesitamos mejorar la participación de las mujeres como elementos activos de nuestra sociedad, eliminar las barreras discriminatorias de acceso al mercado laboral y el famoso techo de cristal, pero también abogamos por medidas que apuesten por sueldos igualitarios y por políticas de conciliación entre vida laboral y familiar.

Asimismo, es necesario permitir la compatibilización de las pensiones con el empleo post jubilación y garantizar una subida anual de las pensiones según el incremento del IPC.

Por otra parte, seguimos reclamando al Pacto de Toledo, que incluya y sume también a sus reuniones,  a representantes de las personas mayores a través de sus asociaciones mayoritarias, defensoras de sus intereses.

Como entidad social que defiende a los derechos e intereses de las personas mayores, la Unión Democrática de Pensionista y Jubilados de España UDP, en 2021 seguimos reivindicando y exigiendo el Blindaje de las Pensiones y la defensa de la pensiones públicas  y seguiremos movilizándonos hasta conseguirlo.

Redimensionar fuente
Modo contraste

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe las últimas novedades de MayoresUDP en tu correo electrónico

Tu suscripción se ha realizado con éxito

www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad