Según ha informado Europa Press, el director General del IMSERSO, César Antón, niega taxativamente que exista “ninguna intención torticera” detrás del retraso en la publicación de los datos del Sistema de Autonomía Personal y Atención a la Dependencia de 2014, asegura que la información solicitada a las comunidades autónomas es la relativa a 2015 y exige respeto por los datos que publica este organismo y “que son oficiales”.

Respondía así a la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, según la cual, el retraso en la publicación del balance anual –se difunde a finales de enero– tiene que ver con que el IMSERSO ha pedido a las comunidades autónomas los datos de las personas a las que atiende fuera del Sistema para “maquillar” el balance final y engrosar el número de beneficiarios.

“Nada de lo que dicen es cierto”, asegura Antón. Sobre el escrito remitido a las comunidades, afirma que “lo que está planteando es para 2015”, cuando pasarán a formar parte del Sistema los dependientes moderados (Grado I), cuya entrada fue pospuesta en 2012 por Real Decreto como medida de austeridad.

El responsable del IMSERSO explica que en la actualidad, se está “ultimando el sistema de información” que habrá de incluir a estos nuevos beneficiarios y, en ese contexto, se pide información a las comunidades autónomas “porque hay que ir haciendo las previsiones para 2015”, pero en ningún caso, con otras intenciones.

“Pido un respeto absoluto a los más de dos mil servidores públicos, que entre las comunidades autónomas y el propio IMSERSO realizan muy bien su trabajo dentro del marco legal que regula la concesión del sistema de información. Los datos los incluyen estos trabajadores y los responsables públicos de rango mínimo director general, los certifican para la inclusión en el sistema que luego el IMSERSO administra”, ha señalado.

En cuanto al retraso en la difusión del balance 2014, Antón ha explicado que a lo largo del ejercicio ha entrado en vigor un nuevo sistema informático al que se están migrando todos los datos anteriormente recogidos sobre Dependencia y ha recordado que el Gobierno y las comunidades autónomas acordaron, en este contexto, ceder un mayor margen al cabo del año para hacer una evaluación más precisa.

“Se han incorproado 283.000 personas nuevas como beneficiarios al sistema y casi el 78% de los que cursaron baja ya tenían la prestación desde hacía tiempo. Como mucho hay que reconocer que el 22% que están pendientes de recibir prestación pueden causar baja,ppero esos son muchísimos menos. En todo caso, la lista se ha reducido en 140.000 personas, no puede ser todo fallecimientos y atribuir que la única causa es esta me parece buscar un slogan”, asegura.

Sí hay una cifra en que la asociación y el IMSERSO coinciden y es que 2014 se ha cerrado con 25.792 beneficiarios menos que 2013 y 9.274 menos que cuando arrancó la legislatura. Antón, no obstante, pide “prudencia” porque “los datos son provisionales” y pide buscar la explicación en las comunidades autónomas, responsables de la incorporación de dependientes al sistema.

“Hay comunidades autónomas que han perdido beneficiarios con prestación y no los han repuesto, las hay así que tienen menos beneficiarios que en diciembre de 2013 y las hay que tienen más. Las primeras suman más que las segundas y hay que preguntarse por qué, si el marco de financiación es el mismo para las 17”, plantea. En todo caso, pide “esperar a las estadísticas definitivas”. “Las publicaremos y las explicaremos”, ha sentenciado.