El portavoz de Empleo del PSOE, Rafael Simancas, presentará este martes al Pleno del Congreso su propuesta de Programa Garantía +45, un plan con el que se podría contratar a 200.000 parados de larga duración de más de 45 años por parte de administraciones públicas o entidades sin ánimo de lucro, contando para ello con fondos del Estado.

 

Los beneficiarios serían mayores de 45 años que lleven como mínimo dos años en paro y que hayan agotado sus prestaciones, y que podrían acceder a contratos de seis meses por sueldos equivalentes al salario mínimo interprofesional (648,60 euros este año) para la realización de“actividades de interés general” que estén adaptadas a su perfil a tiempo parcial, con jornadas que no superen el 80% de la jornada laboral normal.

El resto del tiempo se dedicaría a acciones de recualificación y reinserción diseñadas en función de un itinerario personal e individualizado que habrán de elaborar los Servicios Públicos de Empleo, y que debe incluir al menos dos entrevistas presenciales y una evaluación y diagnóstico del perfil de competencias profesionales, experiencia, expectativas y habilidades “con especial atención al género y la edad”.

Además, en el diseño del itinerario personalizado habrá que detectarse las posibles necesidades de formación para adecuarse al mercado laboral, y los Servicios Públicos de Empleo también habrán de acompañar a los trabajadores en su búsqueda activa de empleo, incluyendo el emprendimiento, acercándole ofertas de trabajo adecuadas.

Para los mayores de 55 años que hayan agotado todas las prestaciones y que no tengan pensión ni otros recursos públicos, el programa incluirá medidas específicas que atiendan a sus dificultades particulares. Finalmente, el socialista exige una “evaluación permanente” de las actuaciones realizadas en el marco de la Garantía+45 para corregir fallos y adoptar mejoras.

Plan Garantía +45