Es sistema de pensiones de Ciudadanos

El sistema público de pensiones es un pilar fundamental del Estado social y democrático que es España. Es por ello que nuestra Constitución exige a los poderes públicos que a los ciudadanos de la tercera edad se les garantice la suficiencia económica mediante pensiones adecuadas y periódicamente actualizadas. Desde Ciudadanos entendemos que la garantía y viabilidad del sistema público de pensiones, por ser una de las bases en las que se sustenta nuestro modelo de convivencia, debe hacerse desde el más amplio consenso político y en el marco del Pacto de Toledo.

C’s defiende un sistema público de pensiones de reparto con cuentas nocionales, es decir, con fuerte solidaridad entre generaciones y contributivo. Sin embargo, garantizar las futuras pensiones exige introducir cambios para que el sistema sea capaz de enfrentarse al reto que supone financiarse teniendo en cuenta una mayor esperanza de vida y el envejecimiento de la población, la relación entre pensionistas y cotizantes, así como una situación macroeconómica variable como la actual, con caída de cotizantes y alto número de desempleados. Esa reforma pasa por limitar al máximo las prejubilaciones, flexibilizar la edad de jubilación, facilitando la prolongación de la vida laboral de forma voluntaria y, de manera adicional, mejorar la fiscalidad del ahorro a largo plazo para la jubilación.

En una reforma del sistema de pensiones se deben además establecer instrumentos que proporcionen un cálculo de las prestaciones individuales de manera transparente y entendible. La fijación del importe se atendrá al principio de proporcionalidad en función de las cotizaciones realizadas por cada trabajador durante toda la vida laboral. Igualmente, para garantizar el sistema de pensiones, la suficiencia de las prestaciones y la sostenibilidad a largo plazo, C’s es partidario de un factor de sostenibilidad que tenga en cuenta la esperanza de vida en el momento de la jubilación y un factor de revalorización anual que garantice el equilibrio entre ingresos y gastos en el sistema de pensiones a la hora de fijar la revalorización anual de las pensiones, teniendo en cuenta los ciclos económicos de crecimiento o decrecimiento, pero teniendo el Parlamento, como no puede ser de otra manera, la última palabra sobre la revalorización de las pensiones aumentando los ingresos si fuera necesario.

En C’s pensamos que la garantía de que en el futuro se establezcan pensiones económicamente adecuadas también exige no ligar exclusivamente el futuro de las pensiones a las cotizaciones. Consideramos necesario que los ingresos del sistema público de pensiones, no se deriven solo de las cuotas sociales, sino también con aportaciones presupuestarias del Estado. Las pensiones no contributivas o asistenciales y las de viudedad deberían financiarse mediante impuestos.

Tan importante como una propuesta de reforma del sistema de pensiones es su implementación. En este sentido C’s quiere resaltar que hay que hacer un gran esfuerzo para que la aplicación de cualquier reforma de las pensiones sea sensible con los actuales perceptores, transparente con los cotizantes y pedagógica con las nuevas generaciones.

El crecimiento de la productividad por persona empleada es muy importante para la sostenibilidad del sistema, pero sucede que sus incrementos suelen terminar trasladándose a los salarios y por tanto a las pensiones, que dependen de los salarios durante toda la vida laboral. Aunque la productividad del trabajo crezca al 1,5% anual (cuando ha crecido 0,8% en los últimos 20 años) y la tasa de empleo suba al 70% de la población en edad de trabajar, el PIB resultante en el 2050 sería solo 1,8 veces el de 2010, mientras que el gasto en pensiones durante el mismo periodo se duplicará con toda seguridad pues los mayores de 65 años alcanzarán los 15,6 millones.