UDP se suma a las movilizaciones convocadas por la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE)

Durante el día de mañana, 22 de febrero de 2018 y en más de 80 ciudades, las personas jubiladas van a movilizarse para denunciar la constante pérdida de poder adquisitivo de las actuales pensiones, y al tiempo, defender el Sistema Público de Pensiones frente a los agresivos e injustos intentos de privatización de las pensiones.

La Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones (COESPE) y los diferentes colectivos sociales que la forman, bajo el lema “por unas pensiones dignas”, organizan las movilizaciones de mañana, las cuales, desde la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados (UDP) apoyamos.

Grupo de pensionistas. Fuente: Facebook Coordinadora Estatal Por la Defensa del Sistema Público de Pensiones

Nos sumamos y animamos a la participación de todas las personas jubiladas y de toda la ciudadanía en general, a movilizarse en defensa de las pensiones públicas y contra la congelación de las pensiones, a través del mísero cuarto de punto que supone el 0,25 por ciento anual de la “revaloración” de las pensiones.

La sostenibilidad de las pensiones es algo que nos concierne a toda la sociedad. A toda: jóvenes, adultos y mayores. Nos jugamos nuestro futuro, y el de las generaciones venideras y ya existentes: nuestros hijos y nietos.

Fuente: http://blogs.grupojoly.com/miki-y-duarte/2018/02/11/a-ahorrar-todos/

¿Dónde y a qué hora son las movilizaciones?

En la página de Facebook de COESPE se puede consultar todas las ciudades donde se llama a movilizarse en defensa de las pensiones.

Nuestras reivindicaciones como colectivo de Mayores:

A parte de apoyar las movilizaciones, seguimos reivindicando un urgente acuerdo en materia de las Pensiones, por parte del Pacto de Toledo y los representantes parlamentarios que lo componen, ya que deben tener en cuenta la responsabilidad que tienen con la ciudadanía para salvaguardar el futuro de todas las personas jubiladas presentes y futuras de nuestro país.

Reclamamos la necesaria y urgente adopción de medidas que supongan la recuperación del poder adquisitivo de los pensionistas, que pasan en primer lugar por cambiar los términos de la actualización anual fija del 0,25% estipulado desde 2013, por el incremento anual de las pensiones en función del Índice de Precios de Consumo (IPC). En segundo lugar, reclamamos también la necesaria subida de las pensiones más bajas, equiparando al menos la pensión mínima con el salario mínimo, establecido para este año 2018 en 735,90€.