Los problemas dermatológicos afectan a 1 de cada 4 perros españoles según diferentes estudios científicos. La dermatitis atópica es la patología más común entre los canes, que se agrava en el caso de razas como el Bulldog Francés, West Highland Terrier, Shar Pei o Labrador, hasta llegar a un 30% de la población canina en España.

Es sorprendente como esta cifra se reduce considerablemente al preguntar a los propietarios de los animales: solo 1 de cada 10 personas reconoce ser consciente de que su perro padece alguna patología en la piel, según datos de Affinity. De hecho, el 94% de los propietarios de perros en España cree que su animal goza de una buena o excelente salud.

En los perros, como pasa en los humanos, una piel sana actúa como barrera protectora contra alérgenos, irritantes, microorganismos y previene el exceso de pérdida de agua transpidérmica o sudoración. El brillo del pelo y la piel en un perro es, según el 61% de los propietarios en España, un indicador de salud; el tercero más importante solo por detrás del estado de ánimo (84%) y el apetito (74%)2.

Picores, pelaje sin brillo o pérdida de pelo, aparición de verrugas, irritación, enrojecimiento o oscurecimiento de la piel son algunos de los síntomas más comunes que denotan un problema dérmico. Para tratar cualquier patología el primer paso siempre es visitar al veterinario. Además, una alimentación adecuada es esencial en el control de cualquier enfermedad.

Existen diferentes productos enfocados al tratamiento de ciertas patologías, entre ellas las enfermedades de la piel que ayudan a reducir los síntomas de la dermatitis atópica, la patología más común entre los perros, y a mejorar la salud del pelo y la piel.

Affinity creó en 1987 la Fundación Affinity, una entidad sin ánimo de lucro cuya misión consiste en luchar contra el abandono de animales de compañía, defender sus derechos y promover el papel que pueden desempeñar en la sociedad para mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas.