Inicio > Jubilación activa > El Consejo Estatal de Personas Mayores elabora la estrategia para el Envejecimiento Activo en España

El Consejo Estatal de Personas Mayores elabora la estrategia para el Envejecimiento Activo en España

El Imserso ha promovido el Proyecto de Estrategia Nacional de personas mayores para un Envejecimiento Activo y para su buen trato en el período 2018–2021.

Elaborado a través de una Comisión del Consejo Estatal de Personas Mayores, con el apoyo de expertos del Imserso, ha supuesto más de un semestre de trabajos y acuerdos y tras su presentación en el Pleno del 28 de septiembre que abrió un último plazo de enmiendas, ha sido aprobado por unanimidad en el último Plenario del Consejo Estatal, celebrado el pasado día 30 de noviembre.

El Consejo Estatal de Personas Mayores está compuesto entre otros miembros, por representantes de las Confederaciones, Federaciones y Asociaciones de mayores, de ámbito estatal y no estatal, de los Consejos Autonómicos que realizan funciones similares en cada una de las Comunidades Autónomas donde se haya creado, de las Ciudades de Ceuta y Melilla y del Consejo General de la Ciudadanía Española en el Exterior.

Envejecimiento: Un fenómeno mundial

El Envejecimiento de la población es un fenómeno mundial y constituye uno de los principales retos del momento actual, al que se enfrentan los países, principalmente los países desarrollados y en particular los que conforman la Unión Europea.

El Consejo de la Unión Europea en su Declaración, expresa su firme compromiso de poner de relieve el derecho de las personas mayores a una Vida digna, de promover la independencia y la participación de los mayores en la vida social, económica y cívica, así como de asegurar que los grupos de mayor edad se mantengan activos como ciudadanos, trabajadores, consumidores, cuidadores y voluntarios.

El derecho de las personas de edad avanzada a una vida digna y activa, debe enmarcarse en la Igualdad de oportunidades, la no discriminación y la atención a situaciones de especial vulnerabilidad.

En este sentido, la Estrategia Nacional para el Envejecimiento Activo se plantea como el comienzo de políticas públicas que van más allá de las políticas existentes, colocando a las personas mayores en el centro de sus actuaciones, desarrollando políticas públicas que ayuden a satisfacer sus necesidades, independientemente de sus características personales, económicas y/o sociales.

Es necesario, trasmitir a la sociedad, que el fenómeno del envejecimiento, más allá de ser entendido como una amenaza para el sistema de bienestar, o una rémora o un problema para la misma, es un logro social, que es preciso reconocer en las generaciones de personas mayores que pueden mantenerse socialmente activas y aportar su experiencia participando en el desarrollo de este
país.

Envejecer activamente comporta una implicación personal, a la que se unen una gran diversidad de elementos, que vienen determinados por factores demográficos, sanitarios, sociales, culturales, políticos y económicos. Conseguir cubrir todas las necesidades y demandas de la población mayor en sus aspectos vitales es el logro que persiguen las sociedades actuales.

Objetivos de la Estrategia Nacional de Envejecimiento

Dirigida a este objetivo, la Estrategia Nacional de Envejecimiento se propone marcar un rumbo de actuación para los próximos años en los que destacan como principales:

  • Garantizar a las personas mayores, igualdad de oportunidades y vida digna en todos los ámbitos.
  • Garantizar la participación activa de las personas mayores en la formulación y aplicación en todas las actividades de la vida pública, si así lo desean y especialmente en las políticas que les afecten.
  • Promover la permanencia de las personas mayores en su entorno familiar y comunitario.
  • Propiciar formas de organización y participación de las personas mayores, que le permitan a la sociedad aprovechar la experiencia y el conocimiento de esta población.
  • Impulsar la atención integral e interinstitucional, centrada en las personas mayores, por parte de las entidades públicas y privadas, velar por el funcionamiento adecuado de los programas y servicios, destinados a esta población.
  • Garantizar la protección y la seguridad social de las personas mayores.
  • Evitar la discriminación por motivos de edad.
  • Prevenir, diagnosticar, atender y erradicar las situaciones de malos tratos y abusos contra las personas mayores.
  • Mantener la calidad de vida con pensiones dignas, tal y como recoge nuestra Constitución.
  •  Dotar de derechos y seguridad jurídica a los mayores en todos los ámbitos que les afectan.
  • Favorecer con medidas efectivas el envejecimiento activo ya que a través de él se conseguirá un envejecimiento saludable.

De esa manera, la Estrategia Nacional de Envejecimiento se plantea conseguir la transformación social en donde se resuman de manera prioritaria los derechos sociales de las personas mayores, para que se posibilite una verdadera igualdad de los mayores, garantizándoles el acceso a todos los bienes y servicios y velando para que no se produzcan discriminaciones por razón de edad, conseguir su participación en la sociedad, su interlocución con las diferentes Administraciones Públicas, la búsqueda de nuevas fuentes de financiación para la potenciación del desarrollo e implantación del movimiento asociativo de este colectivo.

El Imserso anima a todas aquellas personas interesadas a realizar las aportaciones que consideren oportunas a través del formulario habilitado al efecto, disponiéndose para ello de un plazo que finalizará el próximo 12 de enero de 2018.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*