Expertos de la ONU instan a los Estados a abordar la violencia, el abuso y el abandono de las mujeres mayores

Naciones Unidas insta a los Estados miembros a poner fin a todas las formas de abuso y violencia contra las mujeres mayores.
Comparte esta noticia

 La violencia contra las mujeres mayores sigue siendo un tema del que no se habla en muchas sociedades y un tabú basado en prejuicios y estereotipos sexistas y de edad profundamente arraigados y en normas culturales y sociales discriminatorias.

Un grupo de personas expertas en derechos humanos de las Naciones Unidas – ONU – instó a los Estados miembros a renovar su compromiso de poner fin a todas las formas de abuso y violencia contra las mujeres mayores, promover sus derechos humanos y actuar contra las actitudes sexistas y discriminatorias generalizadas.

Con motivo del Día Mundial de Concientización sobre el Maltrato a las Personas Mayores, la Experta Independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos por parte de las personas mayores, Claudia Mahler, junto con otros expertos en derechos humanos de la ONU, emitió la siguiente declaración:

«En todo el mundo, miles de mujeres mayores continúan siendo silenciadas por la persistencia de actitudes sociales discriminatorias y la falta de atención al abuso y la violencia. En 2020, alrededor de una de cada seis personas de 60 años o más experimentó algún tipo de abuso en entornos comunitarios. Durante la pandemia de COVID-19, los índices de violencia contra las personas mayores, incluidas las mujeres mayores, y los casos de violencia doméstica aumentaron considerablemente. Según ONU Mujeres, el 34 por ciento de las mujeres de 60 años o más reportaron haber experimentado violencia o conocer a alguien que la padeció, desde el comienzo de la pandemia. En este contexto reciente, existe una necesidad crítica de reconocer y documentar hasta qué punto la violencia contra las mujeres mayores está generalizada en nuestras sociedades que envejecen.

La violencia contra las mujeres mayores sigue siendo un tema del que no se habla en muchas sociedades y un tabú basado en prejuicios y estereotipos sexistas y de edad profundamente arraigados y en normas culturales y sociales discriminatorias. Es probable que las dinámicas de poder y las desigualdades que conducen a la violencia emocional, financiera, material, física y sexual se exacerben con la edad.

La intersección entre la edad y el género que agravan y afectan los factores de riesgo, los tipos de perpetradores, las formas y los impactos de la violencia, el abuso y el abandono sigue sin comprenderse ni investigarse lo suficiente. 

Los estudios muestran que los perpetradores son más comúnmente una pareja íntima masculina, un miembro de la familia o un cuidador. Las mujeres mayores que viven en entornos institucionales, especialmente las mujeres mayores con discapacidad y demencia, corren un mayor riesgo de violencia, abuso y abandono, ya que suelen representar la mayoría de los residentes.

Las mujeres mayores, especialmente las viudas, también son objeto de prácticas y costumbres tradicionales nocivas, a menudo vinculadas a la pobreza y la falta de protección legal. Las crisis humanitarias y los conflictos armados y todas las formas de violencia también afectan desproporcionadamente a las mujeres mayores.

En algunas situaciones, las normas sociales y culturales esperan que las mujeres mayores sean respetadas y cuidadas por su familia y la sociedad, lo que hace que sea socialmente inaceptable hablar y denunciar la violencia, el abuso y la negligencia.

La ausencia de iniciativas de investigación a gran escala y la insuficiencia de datos mantienen invisible la lucha y el sufrimiento de las mujeres mayores maltratadas, haciendo que su situación sea cada día más vulnerable.

Las leyes, las políticas y las campañas de concientización sobre el abuso de las personas mayores a menudo son inadecuadas, ya que no integran suficientemente una perspectiva de género además del acceso restringido a la justicia para denunciar y reparar el abuso de las personas mayores. Las campañas sobre la violencia contra la mujer rara vez consideran los riesgos y desventajas específicos que enfrentan las mujeres mayores.

Hoy, mientras sacamos a la luz el flagelo del abuso de las personas mayores, instamos a los Estados Miembros a renovar su compromiso de poner fin a todas las formas de abuso y violencia contra las mujeres mayores, garantizar su protección y participación significativa, promover sus derechos humanos, integrar la en la recopilación de datos sobre la violencia de género, y actuar de manera eficiente contra las actitudes sexistas y discriminatorias generalizadas».

Más información

Para obtener más información sobre los derechos humanos de las mujeres mayores, consulte el informe de la Experta independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos de las personas mayores de 2021 para la Asamblea General disponible aquí .

*Los expertos: Sra. Claudia Mahler, Experta Independiente sobre el disfrute de todos los derechos humanos de las personas mayores ; M. Gerard Quinn, Relator Especial sobre los derechos de las personas con discapacidad ; Sra. Melissa Upreti (Presidenta), Sra. Dorothy Estrada Tanck (Vicepresidenta), Sra. Elizabeth Broderick, Sra. Ivana Radačić y Sra. Meskerem Geset Techane,  Grupo de Trabajo sobre la discriminación contra las mujeres y las niñas ; Sra. Reem Alsalem, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias ; Sra. Muluka-Anne Miti-Drummond, Experta independiente sobre el disfrute de los derechos humanos de las personas con albinismo ; M. Víctor Madrigal-Borloz,Experto independiente en protección contra la violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género .

Los Relatores Especiales y los Expertos Independientes forman parte de lo que se conoce como los  Procedimientos Especiales  del Consejo de Derechos Humanos. Procedimientos Especiales, el organismo más grande de expertos independientes en el sistema de derechos humanos de la ONU, es el nombre general de los mecanismos independientes de investigación y monitoreo del Consejo que abordan situaciones específicas de países o problemas temáticos en todas partes del mundo. Los expertos de los Procedimientos Especiales trabajan de forma voluntaria; no son personal de la ONU y no reciben un salario por su trabajo. Son independientes de cualquier gobierno u organización y sirven a título individual.

¿Preocupado por el mundo en que vivimos?
Entonces PONTE DE PIE por los derechos de alguien hoy.
#Standup4humanrights
y visite la página web en  http://www.standup4humanrights.org

www.mayoresudp.org utiliza cookies que permitirán mejorar tu experiencia como usuario y, en cumplimiento de la LSSI (LEY 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, modificada por el RD 13/2012 en su artículo 22.2),    Más información
Privacidad