La Junta de Extremadura ha decidido eliminar la paga de 300 euros a las mujeres mayores de 75 años porque es un “dislate”, según ha anunciado la consejera de Hacienda, Pilar Blanco-Morales.

En una entrevista en Canal Extremadura Televisión, la consejera ha explicado que el presupuesto para esta ayuda anual ya se ha agotado, y la paga, a su juicio, “no ayuda a nada ni a nadie”, rechazando el “discurso insustancial” que la justificaba.

El Gobierno de José Antonio Monago destinó 10 millones de euros para esta paga, que se estableció como vitalicia y que abonó por primera vez este año.

El presidente de la Junta, José Antonio Monago, anunció en el acto institucional del Día de Extremadura del 2014 la creación de esta ayuda. En principio, se planteó como deducción en el tramo autonómico del IRPF o como ayuda directa para aquellas mujeres que no hacen declaración de la Renta. Pero en la tramitación de la ley de reforma fiscal se descartó la primera opción por las complicaciones técnicas y porque podía implicar que no se cobrara el importe completo. Finalmente se ha optado por el decreto de subvenciones.

El portavoz del PP de Extremadura, Fernando Pizarro, ha recordado hoy que este derecho era una cuestión de “justicia” con unas mujeres que habían sido “víctimas” de un período muy difícil de la historia de España.

Pizarro ha destacado, además, que los pensionistas han sido un apoyo fundamental para la familia durante la años de la crisis.

Con la eliminación de esta ayuda, “el discurso de la memoria histórica se queda en palabras”, ha subrayado Pizarro a pregunta de los periodistas.