Consejos para cambiar de compañía sin que suponga un quebradero de cabeza.

No contrates sin haber entendido bien la oferta. En ocasiones los comerciales o las webs no informan adecuadamente sobre las condiciones de la oferta y podemos encontrarnos con sorpresas desagradables.

Antes de contratar, busca la mejor oferta. La primera oferta que nos ofrecen suele parecernos la mejor, pero si comparamos con otras quizás nos demos cuenta de que no era tan buena.

Solicita información completa y por escrito sobre la oferta. A veces sólo nos facilitan la información sobre lo ventajosa que es la oferta, pero en ocasiones ésta contiene condiciones que desconocíamos y que pueden hacerla menos atractiva.

Si te piden las facturas, desconfía. El objetivo del comercial podría ser obtener tus datos y proceder a un cambio de compañía sin tu  consentimiento.

Si quieres cambiar de compañía… Tómate su tiempo, no contrates de forma inmediata, no te dejes presionar por ningún comercial ni por los plazos de la oferta. Compara condiciones y precios en varías entidades.

Reclama si el contrato no se ajusta a la oferta. Es importante tener documentación sobre la oferta para poder reclamar si el contrato no se ajusta a la misma. Recuerda que  la oferta es vinculante.

Revisa tus facturas. En la factura podremos verificar si el precio se ajusta a  la oferta o si nos han activado algún servicio no solicitado. En estos casos podremos reclamar y pedir el reembolso de lo indebidamente cobrado.

Recuerda que tu asociación de consumidores puede ayudarte a decidir o reclamar.