HelpAge, entidad que ayuda a las personas mayores en los países en vías de desarrollo desde hace más de 30 años, sigue asistiendo a las personas afectadas por la crisis de Siria y ha lanzado un nuevo proyecto para dar apoyo sanitario y cubrir las necesidades de los mayores sirios residentes en Líbano.
Desde HelpAge afirman que uno de los principios sobre los que se han desarrollado los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible es la importancia de “no dejar a nadie atrás”, haciendo hincapié en que los más vulnerables, como son las personas mayores, suelen ser aquellos que tienen más posibilidades de sufrir ese olvido.
Desde la ONG informaron de que recientes cambios en las leyes sobre residencia en Líbano hacen que muchos de ellos no puedan acceder a servicios de salud pública, de forma que toda su atención sanitaria depende de organizaciones humanitarias.
“Mientras el conflicto entra tristemente en su sexto año”, desde HelpAge International “vemos que las personas mayores siguen siendo los grandes olvidados en esta crisis humanitaria”, manifestó Toby Porter, director ejecutivo de la ONG. “Para que la respuesta internacional sea efectiva, necesitamos que contemple las necesidades de las personas mayores”.
De acuerdo con un informe de Naciones Unidas, hay 13,5 millones de personas dentro de Siria que necesitan ayuda humanitaria y las personas mayores se encuentran entre los grupos más expuestos a sufrir olvido en la prestación de la ayuda, pobreza y problemas de salud .
El conflicto, señalaron desde HelpAge, ha provocado el mayor movimiento de desplazados y refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, con 4,8 millones de refugiados registrados y 6,5 millones de personas desplazadas internamente, pero “hay muy pocas personas mayores entre los refugiados que llegan a Europa”.
Aunque no existen datos oficiales, desde HelpAge Alemania se indica que menos del 1% de los refugiados que han llegado a Alemania tienen más de 65 años.
“Las personas mayores a menudo se ven forzadas a separarse de sus familias en situaciones de conflicto; son los más jóvenes los que tienen las fuerzas para huir, y los mayores, que se quedan, se encuentran con dificultades para cubrir sus necesidades básicas de alimentación, agua y salud”, indicó Frances Stevenson, responsable del equipo humanitario de HelpAge International.