Expertos en atención sociosanitaria aseguraron este miércoles, durante la celebración del VI Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida, que la asistencia en este ámbito está cambiando y “ya no hay que centrarse tanto en la enfermedad, sino en la persona en su conjunto, teniendo en cuenta sus valores y su entorno”.

Esta es una de las principales conclusiones de las diferentes intervenciones de los expertos en el VI Congreso Internacional Dependencia y Calidad de Vida sobre ‘Atención integrada y centrada en la persona’ en Madrid.

El presidente de Unión Democrática de Pensionistas, UDP, Sátur Álvarez, participó en el Congreso moderando la mesa “Escuela de cuidadores del Hospital de Guadarrama: una oportunidad para aprender de la mano de tu enfermera entrenadora” donde intervinieron Pilar Fernández Guijarro, enfermera coordinadora y entrenadora de la Escuela de Cuidadores del Hospital de Guadarrama y Juan Antonio Espinosa, enfermero y entrenador de la Escuela de Cuidadores.

El presidente de UDP, Sátur Álvarez, durante su intervención en el Congreso.

Según publica el periódico Negocios y Gestión de la Dependencia, durante el acto de clausura el presidente de la Fundación, Eduardo Rodríguez Rovira, afirmó que el modelo de atención con un enfoque centrado en la persona “conlleva tener en cuenta las necesidades y preferencias de las personas en su atención, dotándolas de los conocimientos y la formación necesarias para que participen activamente en el cuidado de su salud y puedan tomar decisiones sobre la atención y el tipo de cuidados que desean recibir”.

Atención Centrada en la Persona

El congreso reunió a todos los actores del entorno de las personas mayores para compartir sus experiencias en el desarrollo de sistemas integrados de atención que sitúen en el centro a la persona. Todos, ponentes de dentro y fuera de España, hicieron especial énfasis en el ámbito de la cronicidad y en el tratamiento de pacientes agudos.

El presidente de la Fundación Edad&Vida estuvo acompañado por el consejero de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Carlos Izquierdo; la primera teniente de alcalde y delegada del Área de Gobierno de Equidad, Derechos Sociales y Empleo del Ayuntamiento de Madrid, Marta Higueras; el director general de la Fundación Edad&Vida, Albert Vergés, así como el director general de España&Portugal de Compass Group, Fernando Pascual.

Desde la prevención hasta la atención individualizada

Por su parte, Izquierdo aseguró que “hay que trabajar conjuntamente para el desarrollo de un modelo integrado de atención sociosanitaria que abarque desde la prevención hasta la intervención individualizada y especifica durante toda la trayectoria vital de una persona”.

Izquierdo destacó la necesidad de seguir llevando a cabo políticas sociales comprometidas con la dependencia, el envejecimiento activo y la atención centrada en la persona.

Además, recordó que la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha en los últimos años un programa que piensa en los que más lo necesitan: “Madrid es una de las comunidades que lideran el ranking de atención a la dependencia. A la obtención de estos buenos resultados contribuye que en Madrid contamos con muy buenos profesionales, entidades sociales, empresas y una red de centros con un alto nivel de especialización y de máxima calidad”.

Igualmente, Marta Higueras subrayó el compromiso del Ayuntamiento de la capital por una atención integral e integrada de las más de 640.000 personas mayores que superan los 65 años en la capital y que representan a al 20 por ciento de la población: “Apostamos por una ciudad en la que las personas mayores protagonicen sus vidas y se impliquen más en la toma de decisiones que les afectan directamente”.

Redefinir tercera edad

Un día antes, en la inauguración, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, aseguró que es necesario “redefinir el concepto de tercera edad, hablar siempre de personas y empezar a pensar que la edad no constituye un elemento de diferencia o discriminación”. Insistió en que a lo largo de la vida, hay muchos momentos en los que todos necesitamos los cuidados de otros, por lo que “las sociedades modernas deben pasar de ser sociedades de derechos a sociedades de cuidados”, englobando a todas las personas, sea cual sea su edad, y concibiéndolas “como auténticas protagonistas de sus destinos”.

Carmena estuvo acompañada por el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés; la viceconsejera de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, Belén Prado; el presidente del Comité de Programa del Congreso, Josep María Via; el director general de España y Portugal de Compass Group, Fernando Pascual; el presidente de la Fundación Edad&Vida, Eduardo R. Rovira, y du director general, Albert Vergés.

Así, Garcés afirmó que la sociedad española ha cambiado mucho en los ultimos 40 años, convirtiéndose en una sociedad que ha envejecido progresivamente y que “necesita que sus poderes públicos estén a la altura”. En este contexto, indicó que el cambio demográfico y el envejecimiento de la población requieren de un “un pacto de Estado en el que se involucren todas las administraciones públicas”.

Por su parte, Belén Prado recordó la importancia de prevenir las enfermedades a través de la promoción del envejecimiento activo y la mejor atención a las personas por vía de una ruta sociosanitaria conjunta que permita el desarrollo de políticas que den una respuesta integral a la necesidades de los pacientes.

Conferencia inaugural

El presidente del Comité de Programa del Congreso, Josep María Via, fue el encargado de presentar el congreso y dar paso a la conferencia inaugural, que contó con las intervenciones del director general España y Portugal de Compass Group, Fernando Pascual, y el coordinador de organización de Servicios e Intervenciones Clínicas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hernán Montenegro.

Fernando Pascual afirmó que “ser mayor no es problema y que cumplir años es una tendencia imparable y muy deseable, pero que será buena siempre que se haga con una calidad de vida y un estado de salud adecuados”. Indicó que la alimentación juega un papel decisivo en la calidad de vida y que el cuidado de la tercera edad.

Hernán Montenegro, por su parte, expuso los grandes desafíos a nivel global de los servicios de salud, donde el principal problema es que millones de personas en el mundo todavía no cuentan con acceso a servicios básicos, además de los desafíos financieros y la baja medida de calidad de los centros sanitarios. Desde la OMS, Montenegro abogó por apoyar a los países en su avance en el cuidado integrado y centrado en las personas, humanizando los sistemas de salud, con un trato más comprensivo. “Para que se produzca un cambio y se cree una atención integrada y centrada en la persona hay que renovar los sistemas de salud desde todos los puntos de vista”, dijo.