La edad media de la población activa en España, será en 2016 de 40 años, aumentando en poco más de una década, 10 años; ya que para el 2026 se situará en 50 años. (Proyecciones de Tasas de Actividad Globales y Específicas por Grupos de Edad y Sexo 2011-2026. INE, 2011)

Una situación irreversible a corto y medio plazo, y que sólo podría corregirse en 20 años, si se produjera a partir de este mismo año un baby boom que corrigiera la pirámide de población, que cada vez tiene más cintura. Para eso debería triplicarse al menos, la tasa de natalidad, que este 2015 será menor que la de mortalidad. Así se espera que en 2029 haya un 32,8% menos de niños menores de 10 años que en la actualidad.

Con la disminución del número de jóvenes que obtienen un empleo, en los próximos años se registrará un considerable aumento de la proporción de trabajadores de edad avanzada. Los empresarios tendrán que recurrir cada vez más a los trabajadores de avanzada edad, lo cual podría suponer un beneficio para estos.

Algunos estudios revelan que los trabajadores mayores tienen una mayor dedicación profesional, menos absentismo por enfermedad y mayor duración en el empleo. Por lo general, las aptitudes, la experiencia y la madurez de los trabajadores mayores compensan los potenciales problemas como la mala salud relacionada con la edad.

  • Una de las principales preocupaciones relacionadas con el envejecimiento de los trabajadores es que la pérdida de capacidades funcionales y de salud por causa de la edad disminuye automáticamente el rendimiento y la productividad entre los trabajadores mayores. La relación entre edad y productividad es mucho más compleja, debido a las ventajas que brindan la experiencia práctica, el amplio conocimiento del trabajo, la maestría profesional, los conocimientos especializados, la adaptabilidad y el uso de estrategias de compensación. No existen pruebas concluyentes que indiquen que los trabajadores de edad avanzada son menos productivos en general que los trabajadores más jóvenes. Al mismo tiempo, los datos acumulados señalan que la experiencia laboral permite prever la productividad con mayor precisión y fiabilidad que la edad cronológica.

Absentismo

  • El porcentaje de trabajadores para quienes un problema de salud laboral no dio lugar a una baja por enfermedad fue relativamente similar en todos los grupos de edad (entre el 41 y el 42 %).
  • Se observó que las bajas por enfermedad de un día o más disminuyen con la edad (del 46 al 36 %), en tanto que las bajas por enfermedad de un mes o más aumentan con la edad (del 13 al 23 %).

Accidentes

Los estudios revelan que:

  • Los trabajadores mayores por lo general sufren menos accidentes que sus compañeros más jóvenes.
  • Los accidentes laborales entre trabajadores mayores suelen provocar lesiones más graves (esto es, incapacidad permanente, pérdida de miembros o fallecimiento).

El estrés relacionado con el trabajo

  • Las causas particulares del estrés entre los trabajadores mayores pueden ser la falta de oportunidades de ascenso profesional y formación y las dificultades paraadaptarse a los cambios tecnológicos.

Fuente:  Health and safety at work in Europe (1999–2007)