El presidente de la Federación de Jubilados y Pensionistas de Castilla-La Mancha, Ramón Munera, acompañado del vicepresidente, Juan del Dujo, han entregado hoy a la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, la memoria de actividades que recoge las actividades e iniciativas puestas en marcha por la organización en 2015.

Sobre las actuaciones llevadas a cabo por la UDP, la consejera ha señalado que se va a seguir trabajando con esta entidad y “todo el tejido asociativo” para conseguir un “envejecimiento activo de calidad en las personas mayores de Castilla-La Mancha”.

Según ha presentado Ramón Munera, la UDP, que en 2015 ha tenido un total de 45.954 asociados en Castilla-La Mancha, ha prestado un total de 596.649 servicios dentro del programa de podología itinerante, ha realizado 246 talleres —de memoria o gimnasia, entre otros— que han llegado a un total de 3.809 personas de Albacete, Cuenca y Toledo. De otro lado, la UDP, según Munera, tiene un convenio de colaboración con el Ayuntamiento de Albacete mediante el cual entregan comidas a domicilio a personas mayores que no pueden hacerse la comida que en 2015, ha concretado, ha llegado a 107 personas, repartiéndo 18.932 comidas.

Desde que el programa empezara han sido repartidas 418.615 comidas. Además, en las 10 jornadas de prevención de malos tratos se ha llegado a 880 hombres y mujeres mayores que, según Munera, se les enseña que es “mejor prevenir que curar y que sepan que existe este tipo de maltrato a personas mayores porque no dar el medicamento a un mayor ya es un tipo de maltrato”. Es por ello que ha pedido ayuda de la Consejería para realizar más jornadas de este tipo.

Durante el acto, la consejera ha anunciado que el programa de atención a personas mayores del Gobierno de Castilla-La Mancha aumentará este año su presupuesto en 15 millones de euros con respecto a 2015, pasando así de 252 millones de euros el año pasado a 267 en 2016.

La consejera ha explicado que si a este presupuesto se le une el destinado a “las personas mayores que se encuentran en situación de dependencia, casi el 50 por ciento del presupuesto de la Consejería es para atención a las personas mayores”.

Además, ha recordado que entre los objetivos prioritarios de su departamento para la atención a personas mayores se encuentran el fomento del envejecimiento activo y saludable, el mantenimiento de la red de centros residenciales de la región, duplicar las estancias temporales en centros residenciales e impulsar el turismo y termalismo social.