En su 59 congreso internacional que se celebró hasta este viernes en A Coruña, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) presentó 7 nuevas publicaciones sobre  las buenas prácticas clínicas en geriatría y una nueva aplicación móvil (app) sobre valoración geriátrica integral, la primera herramienta digital que permite, de forma rápida, realizar una valoración integral del paciente mayor y que será imprescindible para profesionales y socios y socias de la entidad que además, obtendrán de forma gratuita a partir de septiembre.

Por último y en su afán de influir con rigor y calidad en el avance de la geriatría y la gerontología, la SEGG presentó también cuatro documentos de consenso entre grupos de trabajo de la entidad, profesionales y entidades que servirán de guía práctica a profesionales del sector que atienden a personas mayores. Sus áreas temáticas son el deterioro cognitivo leve, la vacunación antigripal adyuvada, anticoagulación en mayores con Fibrilación Auricular No Valvular (FANV) y herramientas de evaluación cognitiva y neuropsicológica en centros gerontológicos.

Entre las publicaciones presentadas por la SEGG destaca el documento de Recomendaciones de vacunación para adultos y mayores que pretende “conformar consejos sobre la vacunación en mayores que sirvan de referencia a profesionales sanitarios en su práctica asistencial” y, de esta forma, “extender su uso en los diversos niveles de atención sanitaria y, sobre todo, aumentar las coberturas actuales de vacunación de adultos que existen en España” según matiza el presidente de la SEGG, José Antonio López Trigo que insiste en que la vacunación es una de las estrategias “más importantes a nivel coste efectivo de las que dispone la salud pública”.

En comparación con el sistema de vacunación masivo en la infancia, “con el que se han logrado altas coberturas de vacunación y logrado una disminución significativa de la morbimortalidad e incidencia de las patologías inmunoprevisibles” añade López Trigo, las vacunaciones de adultos “no tiene el mismo apoyo ni prioridad” aunque en la mayoría de ocasiones, asegura, “el sistema inmune de las personas mayores es, por lo general, más debilitado”.

Así lo confirma el secretario general de la SEGG y coordinador médico asistencial del servicio de bienestar social de la Comunidad de MadridPrimitivo Ramos Cordero, que, en la presentación de este documento de vacunaciones de la entidad dijo precisamente que, según se envejece, “aumenta el riesgo de infección” ya que, con la edad, “nuestro organismo cambia y se vuelve más débil frente a las cepas de virus, disminuye la capacidad de respuesta ante ellas y le es más difícil adquirir inmunidad”, indica, “lo que conlleva que las patologías en mayores sean de mayor gravedad y peores en cuanto a calidad de vida, mortalidad y morbilidad”. Si bien, añade, “no es que las personas mayores sean inmunodeficientes, sino que tienen inmunosenestencia o sistema inmune lento, que tarda en desarrollar anticuerpos frente a la gripe, una vez vacunado”.

El secretario general de la SEGG y coordinador médico asistencial del servicio de bienestar social de la Comunidad de Madrid, Primitivo Ramos Cordero.

En ese sentido Ramos Cordero considera que la SEGG tiene una vinculación muy grande con el mundo de la vacunación pues, según dijo, “la gripe para nosotros no es un proceso banal ya que en las personas mayores suele ir acompañada de alta morbilidad, mortalidad y complicaciones”. Y lo “lamentable” admite, es que “año tras año, sabiendo esto, las tasas vacunales no acaban de arrancar” aunque el exceso de mortalidad de la gripe, advierte, es según diversos estudios, fue de un 90 por ciento en mayores de 65 años en 2016, de las que el 80 por ciento de ellas no estaban vacunadas. Principalmente, comenta este experto, “porque se extiende la creencia de que estas vacunas no sirven para nada o no son efectivas para todos los subtipos de virus de la enfermedad”. “Pero esto hay que desterrarlo”, subraya, “porque los cambios de la gripe que se vienen produciendo son cambios menores y la vacuna es igual de efectiva en todos estos casos, aún no coincidiendo exactamente con dichas cepas  y ejerce de la misma manera un papel protector”.

Y continúa: “a pesar de la confusión generalizada con la gripe A y otras que han dado mucho que hablar, la gripe estacional es la que está activa”, hasta en un 98 por ciento frente a otras, y generando muertes. “En 2016 fueron 352 de las que el 59 por ciento no se había vacunado” añade.

Tasas de vacunación que, a tenor de Ramos Cordero, “han ido decreciendo, a pesar de lo que recomienda la OMS de que el al menos el 75 por ciento de los enfermos estén vacunados” y a la que se llegó muy cerca en 2005-2006, para ir disminuyendo, “probablemente fruto de la mala gestión de la gripe pandémica de 2009” hasta llegar a tasas del 56,5 por ciento. Todo esto, lamenta, “pese al gran arsenal y tipos de vacunas que existen y que son de gran efectividad, de entre un 60 a un 70 por ciento, según los objetivos que se persigan y lo que se esté midiendo”.

En mayores de 65 años la efectividad es un poco menor que en el resto de personas debido a su sistema inmune, concluye, que “no significa que las personas mayores sean inmunodeficientes, sino que su sistema inmunológico es más débil, sobre todo por su constante inflamación, además de que las cepas vacunales acaban por no coincidir en su totalidad con las mutaciones de cada año”.

Pero aún en los casos en los que las cepas de la vacuna y la gripe no coincidan exactamente, “la efectividad de dicha vacuna puede llegar al 50 por ciento” afirma.

De hecho las últimas investigaciones y estudios van en ese camino: vacunas que hagan que esas personas con inmunosenestencia tengan una respuesta que en vez de tardar en producir anticuerpos, dos o tres semanas, le sea suficiente con máximo diez días. Y las alternativas ya existen.

Novedosa app científica

A partir de la primera semana de septiembre, la SEGG va  a disponer de una app, gratuita para todos sus socios y socias, denominada VGI  (valoración geriátrica integral) que contiene los cuatro grandes parámetros de la valoración, incluida la escala de uso más común y habitual que se suele utilizar en esta valoración geriátrica integral, más una primera parte de recopilación de datos de la persona que se va a valorar con una singularidad: no sólo permite observar y manejar las escalas, sino que posibilita la puntuación sobre la propia escala y a la vez archivar los datos en una ficha de cada paciente. “Así es posible revisar el tratamiento que le estoy aplicando al paciente y compartir el caso con otros profesionales, debatir cuestiones claves e incluso conformar un banco de datos sobre el caso, el sector, el centro, para realizar cualquier trabajo”…

La app estará disponible para todo tipo de dispositivos móviles y portátiles: smartphones, tablets y ordenadores personales y de sobremesa y tendrá la función añadida de gestionar un banco de datos con todos los casos que cada profesional gestiona, para utilizar en estudios e investigaciones terapeúticas y avanzar en cada enfermedad y especialidad médica.

Además del ámbito mental o funcional, físico, social y médico, la app dispone de un apartado nutricional para diseñar programas y recomendaciones nutricionales para casos de enfermedades en este campo como la desnutrición, diabetes o cualquier otro tipo de trastorno alimenticio.

Cada socio de la SEGG recibirá en septiembre un e-mail con una clave para descargar de forma gratuita esta app y que se actualizará periódicamente.

Revolucionario manual

La segunda edición del Manual Terapéutico en Geriatría supone una actualización de todos los temas relacionados con la Geriatría. Entre las nuevas temáticas incorporadas se encuentran el VIH, la vacunación en el adulto mayor, la ortogeriatría o la sarcopenia. Además abarca tanto el tratamiento farmacológico como no farmacológico de todas las patologías que son más frecuentes de las personas mayores, entre las que destacan la hipertensión arterial con una incidencia de entre un 60 por ciento y un 70 por ciento.

En palabras de Cristina Bermejo, Geriatra y autora y coordinadora del documento “es un manual de consulta rápida para todos aquellos médicos que trabajan en contacto con las personas mayores ya sea en consulta, en planta o cualquier ámbito. Te permite encontrar de forma rápida el tratamiento adecuado para la patología del mayor de forma totalmente actualizada”. Además una de las novedades más importantes es que todas las dosis están ajustadas a las personas mayores, siendo en España el primer manual de estas características.

“También hemos hecho una mezcla de autores más veteranos con otros más jóvenes, combinando la experiencia de unos y las ganas de trabajar de otros”, explica Jaime Rodríguez Salazar, Geriatra en el Hospital Universitario de Leganés Severo Ochoa. A lo que añade el autor y coordinador del manual “es de rabiosa actualidad, mientras estábamos editando el libro seguíamos incorporando novedades”.

Por otro lado, cabe destacar la revisión exhaustiva a la que han sido sometidos los contenidos, puesto que cada bloque ha sido supervisado por un experto de cada área sensibilizado con las personas mayores, posteriormente por un geriatra y finalmente por los coordinadores de esta novedosa publicación.