Aurelia Sánchez ha agradecido a la directiva de UDP el trabajo que vienen desarrollando en la región en los 29 años de vida de la asociación, “en defensa de los derechos y la calidad de vida de las personas mayores, además de la participación social del colectivo”, ha informado la Junta en nota de prensa.

El presidente de UDP de Castilla-La Mancha, Ramón Munera, ha presentado a la consejera el número especial de diciembre de ‘El Eco de los Mayores’, la revista de la federación, que en abril volverá a ser editada cada trimestre “tras cuatro años de inactividad”, y le ha informado de las novedades de la programación de actividades en 2016 en las tres líneas de trabajo “que son posibles gracias al apoyo del Gobierno de Castilla-La Mancha”.

La organización de tres nuevas jornadas de envejecimiento activo, en abril en Quintanar del Rey (Cuenca), en mayo en Hellín (Albacete) y en octubre en Quintanar de la Orden (Toledo), para las provincias de Toledo y Ciudad Real, son la principal novedad del programa de trabajo de este año que “llegará a unas 200 localidades de la región”, como ha confirmado el presidente de UDP.

El programa de actividades de UDP en 2016 contempla en su primera línea las “actividades envejecimiento activo y relaciones intergeneracionales”, con las que se pretende fomentar la participación social e integración de las personas mayores a través de acciones dirigidas fundamentalmente a aquellas que viven en el  ámbito rural. Con tres áreas de intervención: la podología itinerante, las jornadas de promoción del envejecimiento saludable y la solidaridad intergeneracional, y el programa de termalismo para mayores de la región que se inició en 2014.

La segunda línea comprende la “promoción de la autonomía persona y la prevención de la dependencia” a través del envejecimiento activo y en ella se desarrollan talleres formativos con enfoque integral para activar la mente, el cuerpo e impulsar el desarrollo personal del mayor.

La “prevención de los malos tratos” es la temática de la tercera línea de trabajo de UDP, por medio de jornadas informativas en las que intervienen expertos juristas y profesionales de la medicina y de los servicios sociales, que van dirigidas a miembros de asociaciones de personas mayores, coordinadores de grupos de voluntariado que trabajan con personas mayores y demás profesionales.

En esta línea se organizaron siete jornadas el pasado año: tres en Albacete, dos en Cuenca y dos en Ciudad Real, con que contaron con la participación de más de 2.000 personas mayores.

La Federación Territorial de UDP en Castilla-La mancha agrupa a más de 450 asociaciones de mayores distribuidas en las cinco provincias de la región, que representan a más de 60.000 mayores de Castilla-la Mancha. De ellas, más de 100 son grupos de voluntariado que incorporan a más de 1.700 voluntarios.