La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (FIAPAS) asegura que el catalogo resultante de audífonos no da respuesta a las necesidades de las personas con sordera y sus familias.

Tras décadas de reivindicación, para la Confederación Española de Familias de Personas Sordas FIAPAS, la nueva actualización de la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud (SNS) que incluye la actualización de la prestación relativa a las prótesis auditivas (audífonos  y componentes externos de los implantes auditivos) supone  una vez más « una noticia agridulce para las personas con sordera y sus familias» ya que para la Confederación,  aun habiéndose producido mejoras evidentes con esta actualización, «el catálogo resultante no aporta la respuesta que requieren las necesidades de las personas con sordera y sus familias».

«Los audífonos continúan siendo la única prótesis externa de la Cartera Ortoprotésica con una injustificada discriminación por razón de edad para acceder a la prestación prevista, lo que perpetúa la discriminación que sufren las personas sordas y sus familias», aseguran.

En aras de avanzar hacia la cobertura universal, FIAPAS propuso al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar  Social, una ampliación progresiva por tramos de edad, siendo los 26 años el primer tramo a alcanzar en un único plazo y para todo el tramo. La decisión finalmente adoptada, de acuerdo con las comunidades autónomas, establece el incremento hasta esa edad, pero de forma gradual y comenzando con una ampliación solo hasta los 20 años de edad e incorporando cada año un nuevo tramo, mínimo de dos años, hasta alcanzar los veintiséis años, lo que nos acerca al año 2023 como fecha en la que esta ampliación de edad será totalmente efectiva.

No obstante, la Confederación ha asegurado que en términos generales «se ha tenido en cuenta gran parte de las propuestas realizadas por FIAPAS», tanto por lo que respecta a los audífonos, como con la inclusión de la banda elástica con procesador de conducción ósea incorporado para niños, previo a la cirugía, como por lo que respecta a los componentes externos de los implantes auditivos, que han sido incluidos para todos los cuatro tipos existentes: conducción ósea, cocleares, de tronco cerebral y de oído medio.

A pesar de la incorporación de las mejoras en la financiación previstas tanto para audífonos como para renovación de los componentes externos, aseguran que «las cuantías financiadas son insuficientes», lo que hace que las personas con sordera y sus familias vayan a tener que seguir asumiendo copagos.

Una vez que el próximo día 1 de julio entre en vigor esta actualización, las Comunidades Autónomas cuentan con un plazo de seis meses para adecuar sus respectivas carteras, pudiendo ir más allá de los mínimos comunes ahora establecidos y regulando por otra parte condiciones que les corresponden en exclusiva, como son los periodos de renovación y la forma de abono de la prestación.

Aunque la actualización de la prestación relativa a las prótesis auditivas mejora en muchos de sus aspectos, las personas sordas y sus familias a través de FIAPAS ha querido dejar claro en su comunicado que seguirán reivindicando sus derechos: «nos mantenemos activos reivindicando la equiparación de nuestros derechos dentro del Sistema Nacional de Salud para que se ponga fin a esta deuda que debe saldar la Sanidad española si realmente quiere ser reconocida como universal».

Puedes consultar el BOE en este enlace: Orden SCB/480/2019