MANIFIESTO ASOCIATIVO EN FAVOR DEL PROGRAMA DE TURISMO SOCIAL DEL INSTITUTO DE MAYORES Y SERVICIOS SOCIALES

El programa de Turismo social del Instituto de Mayores y Servicios Sociales Imserso, se ha convertido en uno de los programas más consolidados y carismáticos de las políticas sociales de nuestro país.

No resulta extraño que al hablar del “Imserso” se asocie su nombre de manera automática a este programa. Y en realidad, no es para menos.

Desde hace ya casi 35 años, gracias a este programa un número enorme de personas jubiladas ha podido disfrutar de estos viajes, a un precio asequible, y sin el que de otra manera no hubiera sido posible acceder a los mismos.

Ello ha supuesto que muchas personas hayan podido viajar por la geografía española, que hubieran podido ver el mar por primera vez en la vida, y, en definitiva, pudieran realmente disfrutar de unos días de verdaderas vacaciones.

Los viajes del Imserso se convierten así en un elemento clave dentro de un envejecimiento activo y saludable, puesto que el mero hecho de viajar, de conocer no solo otros lugares sino otras personas y poder disfrutar de su compañía, combatiendo así la soledad, redundan de manera innegable en una mejor salud de las personas usuarias del programa.

En definitiva, se favorece la comunicación entre las personas, y se mejora el estado de bienestar de los participantes en el Programa.

En este sentido, para la temporada 2019/2020 se han convocado ya 900.000 plazas para las personas que deseen participar en el programa.

Con el paso de tiempo (el programa cumplirá 35 años el próximo año 2020), el perfil, las necesidades y las inquietudes de las personas usuarias han ido evolucionado.

Pero con independencia de ello, la importancia de este programa no ha disminuido ni un ápice. Y no solo desde el punto de vita de las persona usuarias que disfrutan de los viajes, sino también desde un punto de vista económico: la existencia de este programa asegura que muchos establecimientos hoteleros continúen abiertos durante la temporada baja, lo que a su vez supone un factor clave para el mantenimiento del empleo.

Es decir, los retornos económicos resultan muy elevados, articulándose como un elemento clave dinamizador de la economía. A modo de ejemplo, se prevé que el programa de Turismo Social de este año suponga el mantenimiento o la creación de alrededor de 12.000 puestos de trabajo.

Es por todo ello, por esta importancia que tiene este programa, que desde las asociaciones representativas del colectivo de las personas mayores no podemos sino compartir firmemente todos estos principios, puesto que resultan muy beneficiosos para las personas a las que representamos, y por cuyos intereses, desde nuestros diferentes ámbitos de actuación, luchamos por defender y mejorar.

Por todos es sabido que el proceso de licitación del programa que se ha venido desarrollando durante este año ha resultado convulso, debido a las presiones que se han ejercido desde algunos sectores.

Si bien es cierto que resulta legítimo defender los intereses propios, en este caso no resulta menos cierto que el interés de las personas mayores debe prevalecer sobre intereses de otra naturaleza (económicos, mercantiles).

Resulta fundamental poder concluir el actual proceso de licitación para comenzar los viajes esta temporada, sin que por otra parte ello resulte contrario a comenzar una labor de revisión y modernización del programa mismo, en orden a modificar todos aquellos aspectos que puedan resultar objeto de mejora, y que pueda redundar en un beneficio para todas las partes actoras implicadas en un proceso de esta índole.

Por todo ello, desde las asociaciones representativas del colectivo de las personas mayores mostramos nuestro total apoyo a la labor que se viene llevando a cabo desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, y en especial desde el Imserso, en aras a lograr una pronta finalización del proceso de adjudicación del programa en
que estamos inmersos, rechazando injerencias motivadas por otros intereses extraños y ajenos, y que permita que se inicien los viajes de manera efectiva a la mayor celeridad posible.

Porque nuestro objetivo no es otro que velar por los intereses de las personas mayores, mejorando sus condiciones de vida, y ese objetivo coincide plenamente con la finalidad del programa de turismo social del Imserso.

Firmamos este manifiesto las siguientes entidades: